Nueva Pagina Web


Nos mudamos a una nueva y mejor pagina

Te esperamos en las-piqueteras
Haz click aquí o en la imagen



jueves, 24 de febrero de 2011

Volante: A 8 años de su injusto encarcelamiento… Exigimos al gobierno de Cristina: ¡Libertad incondicional de Romina Tejerina! (23/02)

A 8 años de su injusto encarcelamiento…

Exigimos al gobierno de Cristina:
¡Libertad incondicional de Romina Tejerina!

Luchar por Romina es también luchar por la legalización del aborto

Desde Las Piqueteras, planteamos la realización de un acto unitario por la libertad incondicional de Romina y vamos por:
1. Anulación de la sentencia a Romina por considerarla un ataque a todas las mujeres y por originarse en un proceso judicial arreglado entre Fellner (gobernador K de Jujuy hasta 2007) y la Iglesia que no contó con el debido peritaje psiquiátrico profesional
2. Cárcel YA al violador de Romina, “Pocho” Vargas
3. Libertad de María Isabel Molina y de todas las Rominas condenadas
4. Eliminación de cualquier tipo de pena por infanticidio debido a la psicosis durante el período puerperal
5. Inmediata aprobación del proyecto de ley de la Campaña por el Derecho al Aborto. Abajo la alianza de Cristina con la Iglesia y la derecha sojera en contra del aborto legal, seguro y gratuito

El año pasado se conquistó la aprobación de la ley de matrimonio homosexual. Es por eso que en 2011, existe una gran expectativa en el movimiento de mujeres en lucha de que este año podamos avanzar conseguir una victoria enorme como sería la legalización del aborto. En ese sentido es que hoy nos encontramos ante una fecha clave: se cumplen 8 años del injusto encarcelamiento de Romina Tejerina.


Cualquier luchadora que vea la necesidad de conquistar la legalización del aborto debe saber que la injusta condena que ella sufre es producto del gobierno de Cristina, que ha fijado posición pública en contra del aborto en repetidas ocasiones, y cuyo régimen político, pasando desde los sucesivos gobernadores jujeños (Fellner ayer, Walter Barrionuevo hoy, ambos K que se negaron a indultarla) hasta la Corte Suprema kirchnerista, han transformado a Romina en la representación en carne viva de la alianza reaccionaria que los K han forjado con la Iglesia y la derecha sojera en oposición al aborto legal.

Después de años de lucha, hoy Romina está pudiendo salir a ver a su familia, trabajar y estudiar. Romina fue violada a los 18 años. "Pocho Vargas", la bestia que la atacó, buscó forzar su silencio y logró que Romina intentara ocultar su embarazo. Romina dio a luz escondida en el baño de su casa. En ese momento, sufrió un brote psicótico y mató a su bebé de 17 puñaladas. No obstante, no se hizo una pericia psiquiátrica de carácter profesional, sino que el médico forense Burgos (juzgado de San Pedro), sin mayores conocimientos acreditados que un curso de psiquiatría de tan sólo un par de meses, negó el verdadero estado en que se encontraba Romina. Mientras tanto, no se determinó la culpabilidad del violador, “Pocho” Vargas, que sigue libre.

Romina es la Innombrable del supuesto “progresismo” K. Carmen Argibay, jueza miembro de la Campaña por el Derecho al Aborto y de Carta Abierta puesta en la Corte Suprema a instancias de Néstor Kirchner, votó ratificar su pena hasta 14 años

A las claras, sin embargo, Romina no planeó nada ni actuó a sangre fría. La Iglesia la acusó de asesina y la Justicia jujeña, a instancias del kirchnerista Eduardo Fellner, entonces gobernador, montó contra ella una verdadera inquisición, razón por la cual vemos un proceso judicial y un fallo totalmente amañados. Lo más indignante de todo es que cuando se elevó a discusión por Romina a la Corte Suprema kirchnerista, la jueza Carmen Argibay, miembro de la Campaña por el Derecho al Aborto y cabeza de la Comisión Mujer de Carta Abierta, votó ratificar su pena hasta 14 años, lo cual finalmente ocurrió. En realidad, Argibay, mientras otros votaron en contra de la convalidación de la pena mostró la hilacha del pretendido progresismo “K” que habla de legalizar el aborto y después no hace nada por Romina, o directamente, la condena. Quienes pretenden negar esto, terminan actuando en la línea del derechismo de Argibay o conviviendo con ello.

El kirchnerismo, la Iglesia y la derecha sojera quieren ocultar que los verdaderos crímenes son las violaciones y la ilegalidad del aborto. Basta de castigar a las Rominas

El trastorno emocional post parto que sufrió Romina, se llama psicosis puerperal. En un caso cada 5.000, se genera un fuerte rechazo al bebé y suele llevar al infanticidio. Por eso, no es raro que haya muchas más Rominas. Por ejemplo, María Isabel Molina, en Catamarca, durante 2009, fue condenada con los mismos cargos, ante una misma situación.

Frente a esto, desde el kirchnerismo, Proyecto Sur, la UCR, el PS, y otros partidos y miembros de partidos capitalistas como Gil Lozano de la Coalición Cívica, se plantea que hay que apoyar la ley de infanticidio, que a fines de 2010 consiguiera media sanción en Diputados. Según Mariana Carbajal, miembro de la Campaña por el Derecho al Aborto, es “una figura que atenúa la pena a la mujer que mata a su hijo durante el nacimiento o luego, mientras se encuentra bajo la influencia del estado puerperal”. Es decir se pretende que la solución es condenar por un asesinato a la mujer que lo comete en medio de un brote psicótico, es decir, cuando no tiene conciencia de sus actos. La lógica es brutalmente reaccionaria. Eso sí, se la condenaría “un poco” menos (de tiempo). La ley de infanticidio tiene en la base una derrota ideológica: la Iglesia tendría razón, pero “un poco” menos. En realidad, si bien existiría la posibilidad de que por ejemplo Romina se beneficiara de la aprobación de dicha ley, dado que por la cantidad de años que ya estuvo presa sobre la base de la nueva legislación podría quedar libre, el problema no es apoyar la ley de infanticidio sino pelear por la eliminación de cualquier pena a una mujer que comete infanticidio en psicosis puerperal, y para Romina puntualmente, que se declare la nulidad del juicio y del fallo por el cual se la condenó. Sin la ley de infanticidio, ya se han conseguido enormes victorias como la de Elizabeth Díaz, una Romina cordobesa que en 2006, ante el reclamo popular y en base a que estaba bajo la psicosis puerperal fue absuelta de plano. Para el caso de Elizabeth, incluso, la ley de infanticidio sería regresiva, porque ella que no tuvo ninguna pena ahora debería afrontar una condena puntual por haberse hallado bajo el efecto de la psicosis puerperal.

Exigimos la inmediata libertad de Romina Tejerina, de María Isabel Molina y de todas las condenadas por infanticidio en psicosis puerperal. Vamos por la aprobación del proyecto de la Campaña por el Derecho al Aborto

Desde Las Piqueteras, que nos oponemos a la integración al kirchnerismo para desde ahí presionar a Cristina por el aborto legal, desafiamos a las integrantes de la Campaña por el Derecho al Aborto y a Carta Abierta a expulsar a Argibay por ser una correa de transmisión directa de la posición de Bergoglio frente a Romina. Si están realmente a favor de imponer su proyecto, lo cual solamente se podrá conseguir mediante la lucha y no sólo mediante la rosca parlamentaria, por lo menos demuestren que están dispuestas a hacer algo por Romina. Quien dice defender el aborto legal y no defiende a Romina, no tiene siquiera la autoridad para hablar de la mera despenalización.

Mientras tanto, nosotras ya sabemos que es lo que tenemos que hacer. Exigimos al gobierno de Cristina la libertad incondicional de Romina Tejerina, de María Isabel Molina y de todas las condenadas por infanticidio en psicosis puerperal. Luchar por Romina es también luchar por la legalización del aborto. Por eso, de cara al 8 de marzo, proponemos una gran movilización para derrotar la alianza entre Cristina, la Iglesia y la derecha sojera y ganar las calles en defensa de ese derecho fundamental: la legalización del aborto.

Agrupación de Mujeres en Lucha Las Piqueteras
las-piqueteras.blogspot.com
las.piqueteras@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibí en tu correo las novedades de Las Piqueteras