Nueva Pagina Web


Nos mudamos a una nueva y mejor pagina

Te esperamos en las-piqueteras
Haz click aquí o en la imagen



jueves, 7 de marzo de 2013

[8 DE MARZO] VOLANTE DE LAS PIQUETERAS - "CONTRA CRISTINA, LA DERECHA Y EL FAP, MARCHÁ CON LAS PIQUETERAS"

8 DE MARZO – DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA

La dirección de la CTA-Micheli y la Corriente Nacional por la Unidad Popular – FAP rompen la marcha unitaria para no enfrentar a Cristina y lanzar una campaña electoral contra la izquierda y adaptada al gobierno

Contra Cristina, la derecha y el FAP
marchá con Las Piqueteras

Que la izquierda rompa con su adaptación al kirchnerismo, el FAP y la burocracia sindical. Pongamos en pie una Coordinadora en Defensa del FIT

MARCHA DE CONGRESO A PLAZA DE MAYO
VIERNES 8/3 – 17:00HS






Este 8 de marzo está marcado por el boicot de la dirección de la CTA-Micheli y la Corriente Nacional por la Unidad Popular – FAP a la marcha unitaria convocada de Congreso a Plaza de Mayo. De esta forma, la burocracia de la CTA-Micheli ha roto el espacio unitario que venía convocando las movilizaciones por los distintos reclamos de las mujeres. Mientras las organizaciones de izquierda vamos a marchar a la Plaza de Mayo denunciando al gobierno de Cristina, el michelismo va a realizar un acto sectario que carece de cualquier denuncia al kirchnerismo. Han arrastrado a esta política a la propia Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. Han tomado esta decisión con la plena consciencia de que ingresamos en un año electoral: la dirección de la CTA, que está evaluando colocar a Micheli como candidato a diputado nacional por el FAP, está preparando una campaña electoral contra la izquierda y adaptada al gobierno.

Contra esta política de la burocracia de la CTA-Micheli, desde Las Piqueteras vamos a marchar a la Plaza de Mayo junto a toda la izquierda. Lo vamos a hacer señalando los claros límites de la movilización, que muy correctamente denuncia al gobierno kirchnerista y postula los reclamos de las mujeres, pero que no denuncia a la derecha y el FAP y no busca motorizar la intervención de las mujeres en la situación política contra el Rodrigazo, los tarifazos y el pago de la deuda externa.

LA LUCHA POLÍTICA DURANTE 2012 MOSTRÓ LA COMPLICIDAD DE CRISTINA, LA DERECHA Y EL FAP CON LAS REDES DE TRATA

La ruptura de la marcha unitaria por parte del michelismo para no denunciar a Cristina, y la oposición de la izquierda a denunciar a la derecha y el FAP, contrastan con el hecho de que la lucha política durante 2012 mostró con claridad la responsabilidad de Cristina, la derecha y el FAP en los ataques a los derechos de las mujeres.

La lucha por justicia por Marita Verón se opuso a la impunidad que los jueces provinciales, uno de ellos designado por el propio gobierno kirchnerista de Alperovich (Lascano), garantizaron a los 13 tratantes imputados. Esto no impidió que Cristina mantuviera a Beatriz Rojkés de Alperovich en la presidencia provisional del Senado, lo que pone de relieve la complicidad existente entre el gobierno nacional y el gobierno provincial de Tucumán. El fallo ha desatado una crisis política. Alperovich salió a apoyar la iniciativa de Susana Trimarco de desarrollar el juicio político contra los jueces de la impunidad para despegarse del fallo y encubrir su propia responsabilidad. En oposición a esto, Emilio Herrera Molina, uno de los tres jueces que aprobó el fallo de la impunidad, denunció la responsabilidad política de Alperovich para lavarse las manos: "La única persona que tuvo en sus manos los medios institucionales, políticos, materiales y efectivos para dilucidar la triste de Marita Verón, y que contó con el poder absoluto del Estado durante todos los años en que se podía mover cielo y tierra para esclarecer los hechos, recolectar las pruebas e individualizar a los culpables, pretende transferir su excluyente responsabilidad e impericia a quienes les está impuesto la preservación de la presunción de inocencia y la condena basada únicamente sobre pruebas claras y concluyentes" (La Nación, 27.02.13). Desde Las Piqueteras denunciamos que ambos son responsables, y por eso, al mismo tiempo que planteamos ¡Fuera Alperovich!, planteamos el juicio político y la renuncia de los jueces de la impunidad. Por eso mismo, apoyamos la lucha de los familiares de Paulina Lebbos, desaparecida y asesinada de la ruta 134 de Tucumán, que junto a otras decenas de casos se han movilizado reclamando muy correctamente la renuncia del gobernador Alperovich por su protección a las mafias de las redes de trata.

Por su parte, a partir del escándalo desatado por el descubrimiento de que el jefe de policía de Santa Fe, Tognoli, regentaba los prostíbulos y controlaba la venta de drogas en la provincia, se ha puesto de relieve la complicidad de Binner, principal dirigente del FAP, con el negociado de la trata, la prostitución y el narcotráfico. Esto porque Tognoli fue designado por el ejecutivo 3 días antes de que asumiera Bonfatti, o sea, bajo la gestión de Binner. A su vez, las leyes “prostíbulos cero”, promovidas inicialmente por De La Sota, son una impostura porque el negocio de la trata se sigue desarrollando bajo el amparo del poder político. La trata y el “turismo sexual” se han multiplicado en la Ciudad de Buenos Aires bajo el gobierno de Macri.

¿No son estos motivos suficientes para denunciar de cara a todas las mujeres trabajadoras que Cristina, la derecha y el FAP son cómplices del negocio de la trata, y que por lo tanto hay que poner en pie una salida por izquierda que luche por el desmantelamiento de las redes de trata?

EL GOBIERNO DE CRISTINA BOICOTEA EL DERECHO AL ABORTO CON LA COMPLICIDAD DE LA DERECHA Y EL FAP

Cristina, la derecha y el FAP preparan un año electoral contra el derecho al aborto. El proyecto de ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto (CNDA) se encuentra cajoneado en el congreso por la responsabilidad de Cristina. En 2011, el gobierno el boicoteo las sesiones parlamentarias, mientras que en 2012 la propia Cristina eliminó la discusión del punto en la comisión de reforma del código penal. El boicot de Cristina al derecho al aborto no sería posible sin la complicidad del FAP y la derecha que permitieron que se desarrollara el temario propuesto por el oficialismo para dicha comisión. La diputada del FAP María Elena Barbagelata mostró su complicidad con Cristina, cuando declaró que "tampoco podemos imponer condiciones o plantear que se trate el tema o nos vamos de la comisión. La comisión es un ámbito de consensos donde debemos trabajar" (Miradas del Sur 12/05/12). Este ataque al derecho al aborto se desarrolla también a través del hecho de que los gobiernos provinciales restringen el derecho al aborto no punible, tanto los kirchneristas como Urtubey en Salta, Uribarri en Entre Rios y Oscar Mario Jorge en La Pampa; como los opositores De la Sota en Córdoba y Macri en Capital federal.

Siendo que la lucha por la aprobación del proyecto de ley de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto constituye un reclamo histórico de las organizaciones de mujeres, ¿no corresponde denunciar a Cristina, la derecha y el FAP por ser un factor de bloqueo a la satisfacción de este reclamo, y plantear la necesidad de una alternativa por izquierda que sí lo defienda?

CRISTINA, LA DERECHA Y EL FAP SON LOS CANDIDATOS DEL RODRIGAZO, LOS TARIFAZOS Y EL PAGO DE LA DEUDA A LOS FONDOS BUITRES

A su vez, la política tanto de Cristina, como de la derecha y el FAP, arrastra al país a un Rodrigazo y al default. Esto no puede ser indiferente para las mujeres trabajadoras, que van a ver sus condiciones de vida duramente golpeadas por esta política.

La derecha y el FAP han militado, sistemáticamente, a favor de una mega-devaluación y de la liberación de las exportaciones, representando los planteos de los sojeros y los exportadores. El gobierno de Cristina se inclina cada vez con mayor fuerza hacia esa política: el propio Moreno planteó devaluar el peso llevándolo a $6 en la cotización oficial, y ya ha empezado a aplicar la liberación de exportaciones en distintos sectores. Esta política implica la licuación de los salarios obreros y un agravamiento de la inflación. Esto se combina con los tarifazos que todos ellos han aplicado y siguen aplicando a nivel nacional y en las provincias. A su vez, Cristina se ha sumado al planteo de la derecha y el FAP, que no es otro que el planteo del propio Obama, de pagarles a los fondos buitres en los términos de los canjes anteriores que constituyeron un enorme negociado para los fondos de inversión internacionales. Un pago a los buitres agravaría el cuadro de crisis financiera del Estado, lo que buscará ser compensado con una política de ajuste por parte del gobierno nacional y los gobiernos provinciales.

Para imponer el Rodrigazo, el gobierno ha salido a atacar las paritarias docentes imponiendo por decretazo un aumento salarial del 22% escalonado en tres cuotas, como  parte del “pacto social” más general contra las paritarias.  En este cuadro el gobierno de Sapag en la provincia de Neuquén pretende someter a votación una “consulta popular” para ilegalizar las huelgas docentes en la provincia. En este cuadro, la burocracia sindical de las CGT y CTA oficialistas de Calo­-Yasky y opositoras de Moyano-Micheli no impulsan un plan de lucha para derrotar el Rodrigazo por sus compromisos con Cristina, la derecha y el FAP respectivamente.

La marcha del 8 de marzo convocada por la izquierda reivindica la lucha de las docentes contra los topes salariales del gobierno nacional y los gobiernos provinciales. Sin embargo, a pesar de que el Rodrigazo, los tarifazos y el pago de la deuda a los buitres implican un ataque a las condiciones de vida de las mujeres trabajadores, la izquierda ha rechazado denunciarlos durante la marcha del 8 de marzo. Las Piqueteras, por el contrario, llaman a marchar planteando la puesta en pie de un frente único que pelee por un plan de lucha contra el ajuste, los tarifazos y el pago de la deuda externa.

­
LA CTA-MICHELI ROMPE LA MARCHA UNITARIA A LA PLAZA DE MAYO PORQUE SE NIEGA A COLABORAR CON LA IZQUIERDA PARA LUCHAR CONTRA EL GOBIERNO POR LOS RECLAMOS DE LAS MUJERES

La dirección de la CTA-Micheli y la Corriente Nacional por la Unidad Popular-FAP tomaron la decisión de romper la marcha para armar un acto sectario, de aparato, hostil a la izquierda y adaptado al kirchnerismo. Poco les importó la necesidad de poner en pie una movilización unitaria de las mujeres por todos sus reclamos, por Marita Verón, por el derecho al aborto, por las docentes.

En este sentido, en la primera reunión para organizar la marcha unitaria del 8 de marzo, la Corriente Nacional por la Unidad Popular-FAP mostró su poca voluntad de avanzar contra los responsables políticos de la impunidad de la causa de Marita Veron: se opuso a exigir la renuncia de Alperovich y los jueces, argumentando que el problema era la implementación de la educación sexual laica para educar de esa forma al poder judicial, “reformando la cultura patriarcal”. Una posición que solo expresa la defensa del gobernador de Tucumán y los jueces retrógrados. Por su parte, la CTA-Micheli propuso en esa misma reunión eliminar la radio abierta, con el argumento de que “no tolerarían que se las denunciara como una burocracia”. De esta forma, dejaron clara su intención de censurar las posiciones propias de la izquierda y disolver la movilización detrás de su política.

No fue este, sin embargo, el motivo de su ruptura, dado que incluso cuando la mayoría de las organizaciones se habían pronunciado en oposición a desarrollar una radio abierta propuesta por Las Piqueteras, igual anunciaron su retiro de la marcha unitaria y la realización de su acto de aparato. Es la verificación más clara de que, lejos de impulsar un plan de lucha por los reclamos de las mujeres convocando a todas las mujeres de la CTA a luchar, preparan una campaña electoral a espaldas de las trabajadoras adaptada al gobierno y contra la izquierda. En este año electoral la burocracia de la CTA-Micheli quiere separarse de la izquierda para armar un frente popular en oposición a los reclamos de las mujeres. Su ruptura con el espacio no impidió que fueran a las reuniones, luego de haber roto, a intentar bloquear la denuncia al gobierno.

Presionadas por la dirección de la CTA-Micheli, las compañeras de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto se bajaron de la convocatoria a la marcha unitaria. Previamente, en la reunión se habían manifestado en oposición a denunciar el boicot de la burocracia a la marcha a la Plaza de Mayo argumentando defender la “unidad entre las mujeres que luchan y las que no luchan tanto, o las que no luchan”. Sin embargo, luego fueron “las que no luchan tanto, o las que no luchan” (CTA-Micheli y Unidad Popular-FAP) las que rompieron la unidad para hacer un acto sectario adaptado al gobierno, mientras que “las que luchan” (la izquierda) somos las que estamos impulsando una marcha unitaria contra el gobierno. Por ese motivo, llamamos a las compañeras de la Campaña a reflexionar sobre su posición y sumarse a la marcha unitaria del 8 de marzo.

MAREA POPULAR, PCR, INSURRECTAS-CRCR Y LAS  ROJAS-“NUEVO”-MAS: UN VEHÍCULO DE LA PRESIÓN DE LA DIRECCIÓN DE LA CTA-MICHELI Y EL FAP

Todo un arco de organizaciones que participan de la marcha unitaria, en vez de enfrentar la política rupturista y adaptada al kirchnerismo de la dirección de la CTA-Micheli, ha sido un vehículo de la presión de la misma. Marea Popular, que forma parte de la alianza electoral “ALBA” para las elecciones de la Ciudad de Buenos Aires (la cual se presenta en oposición al FIT y, por lo tanto, divide objetivamente a los luchadores ante Cristina, la derecha y el FAP), participará de los paneles del acto de la CTA-Micheli y luego marchará a la Plaza de Mayo. Fueron a las reuniones de la marcha unitaria a intentar bloquear la denuncia a Cristina, argumentando de forma falaz que como “todos los gobiernos son responsables, hay que denunciar al Estado en general”, lo cual fue rechazado por la mayoría de las organizaciones. Por su parte, el PCR se opuso a denunciar la política rupturista de la dirección de la CTA-Micheli argumentando que “es una actividad complementaria que contribuye a la jornada de lucha del 8 de marzo”, ocultando que se coloca en oposición a la marcha a Plaza de Mayo contra Cristina. Lo mismo hizo el “nuevo” MAS-Las Rojas, que mientras las michelistas rompían, ellas llamaban a hacer “confluir” las distintas actividades. En esa línea, el PCR se sumó a la política del “nuevo” MAS-Las Rojas de bloquear denunciar al gobierno nacional en la bandera de arrastre con el argumento de que “no entraban las palabras”, cuando el 8 de marzo de 2011 la bandera de arrastre sí denunciaba a Cristina. Impusieron esta línea de adaptación con el acuerdo de la CRCR-Insurrectas, la “Campaña contra las Violencias”, el PRML, la COMPA, el PSTU, así como también el Plenario de Trabajadoras-PO e Izquierda Socialista.

El “nuevo” MAS-Las Rojas fue el que más a fondo fue en su adaptación a la burocracia de la CTA-Micheli. Cuando la CTA-Micheli aún no había roto con el espacio, Las Rojas fueron las principales defensoras de la moción de la CTA de impedir una radio abierta, para bloquear una intervención que denunciara a la burocracia. Una vez que la CTA-Micheli rompió y abandonó las reuniones, Las Rojas señalaron que se encontraban al borde de retirarse de “este tipo de espacios” señalando que si había una radio abierta, no marchaban. También señalaron su voluntad de boicotear un documento unitario. Es decir que prácticamente el “Nuevo” MAS-Las Rojas plantea liquidar la marcha mostrando su oposición desarrollar un política común con la izquierda debido a su política filo K.

CONTRA LA DISOLUCIÓN DEL FIT, LAS PIQUETERAS DEFENDEMOS LA MARCHA UNITARIA Y LA LUCHA CONTRA CRISTINA, LA DERECHA Y EL FAP

En este cuadro, el Frente de Izquierda careció de un planteo político homogéneo y se caracterizó por su adaptación al FAP. La dirección del Plenario de Trabajadoras-PO planteó que la denuncia al FAP era una cuestión secundaria, y que lo importante era ponerse de acuerdo (entre todas, incluyendo al FAP) en una caracterización común de “10 años de gobierno kirchnerista” en pos de desarrollar un movimiento político común contra el gobierno. Esta política implica una clara adaptación, no sólo al FAP, sino también a la derecha: ¿por qué no sacar un balance también de años y años de gobiernos provinciales de la derecha y el FAP que atacan a las mujeres trabajadoras? Si buscamos tener una “caracterización común sobre el gobierno nacional”, ¿por qué no armamos un mismo partido? Se trata de una utopía reaccionaria, dado que la caracterización establecida por Binner sobre el gobierno nacional es aquella de los sojeros y los exportadores, no la de los trabajadores y la izquierda. Por su parte, el PTS pasó de denunciar, en las reuniones, que la CTA-Micheli rompía la marcha porque no tenía la voluntad de impulsar un plan de lucha, a negarse a defender la necesidad de denunciar a su dirección y al FAP por la ruptura. Izquierda Socialista ni siquiera fijó posición al respecto.

En contraposición a este cuadro de disolución del FIT y adaptación al FAP, desde Las Piqueteras fuimos a las reuniones de organización de la marcha a proponer que: a. Llamáramos a la CTA-Micheli y el FAP a no romper la movilización y a defender la marcha unitaria a la Plaza de Mayo; b. Denunciáramos a Cristina, la derecha y el FAP por su política de ataque a los derechos de las mujeres; c. Planteáramos la lucha contra el Rodrigazo, los tarifazos y el pago de la deuda externa; d. Hiciéramos una radio abierta. Toda la izquierda, tanto el arco que vehiculiza la presión de la burocracia michelista, como el FIT, rechazaron esta orientación. Se negaron a hacer un llamamiento público a la CTA-Micheli y el FAP a marchar para ocultar, deliberadamente, la política rupturista, sectaria y adaptada al gobierno de la burocracia. Contribuyeron, de esta forma, a que el michelismo pudiera romper el espacio que viene organizando las movilizaciones de mujeres sin ningún costo político.

Desde Las Piqueteras, por el contrario, volvemos a insistir: llamamos a la CTA-Micheli y el FAP, y a todas las mujeres trabajadoras que confían en ellas, a no romper la marcha unitaria y a sumarse a la movilización contra el gobierno de Cristina a la Plaza de Mayo. Nosotras, Las Piqueteras, que somos las que impulsamos una política en  oposición a la dirección de la CTA-Micheli y el FAP, entendemos que tienen que venir a la marcha porque su boicot debilita la movilización unitaria contra el gobierno, por los reclamos de las mujeres. Es en el marco de la movilización común contra Cristina que tenemos que contrastar programas a través de la lucha política entre las distintas tendencias que intervenimos al interior del movimiento de mujeres.

Al mismo tiempo, llamamos a todas las luchadoras que entienden la necesidad de poner en pie una salida por izquierda que defienda a las mujeres contra Cristina, la derecha y el FAP, a que marchen con nosotras este 8 de marzo. Para terminar con la disolución de la izquierda, las mujeres tenemos que luchar por una Coordinadora en Defensa del FIT que postule una alternativa de lucha por todas las reivindicaciones de las trabajadoras.

6 DE MARZO DE 2013

LAS PIQUETERAS
las.piqueteras@gmail.com // las-piqueteras.blogspot.com // Facebook: Las Piqueteras AML // Tel: (011) 154 190 3554

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibí en tu correo las novedades de Las Piqueteras