Nueva Pagina Web


Nos mudamos a una nueva y mejor pagina

Te esperamos en las-piqueteras
Haz click aquí o en la imagen



jueves, 3 de noviembre de 2016

Resumen de "La Unión Obrera" (1844) de Flora Tristan

Ideas claves de ayer para seguir debatiendo hoy 

Difundir la figura de Flora Tristán comentando su “Unión Obrera” , además de un acto de justicia, puede venir muy bien a todas las personas “ocupadas” en la liberación social y de género. Socialista y Feminista pionera,sus ideas no solo sirven para recuperar la historia de la lucha por la emancipación, sino que nos pueden ayudar a cavilar y actuar 170 años después de que escribiera su obra fundamental: “Unión Obrera”,

El libro “La Unión Obrera” es muy peculiar, ya que no pretende conformarse con la exposición de unas ideas, sino que es el guión de trabajo para un objetivo tremendamente ambicioso la Constitución de la Clase obrera, obra de las obreras y los obreros. Algunas de las ideas que aparecen en su libro , en mucho caso se adelantándose a su tiempo y que aún pueden servir par el debate, aparecen en su libro son:





La necesidad de, y el trabajo por, una organización que constituya la clase obrera. 

Con una propuesta concreta organizativa: Órganos, Apostoles (lo que en otros momentos del movimiento obrero se ha llamado “revolucionari@s profesionales”, “militancia para difusión de la idea”...), Afiliación masiva. Y para ponerla en práctica realizará le Tour de France. Es la labor de la dirigente recorriendo Francia presentado en los núcleos obreros organizados su libro para lograr un número de seguidores que hiciera posible la idea. Una organización que se preocupara de reivindicaciones inmediatas, política y asistenciales y educativas.

Ni ilusiones en el sufragio ni revolución violenta. Una apuesta por la Hegemonía

Su vía es ganar presencia social que convierta a la clase obrera en determinante. Sí utiliza la política, presencia del “defensor” en el parlamento. Pero no se plantea entre las reivindicaciones inmediatas el sufragio universal (en Francia en el momento de escribir había un sufragio censitario masculino). La fuerte represión, por ej. de las revueltas de Lyón, le hace desechar también la revolución como vía.

Sin derechos de las mujeres no hay derechos de la clase obrera

 Aunque el libro no se dirige fundamentalmente a las mujeres, si que deja claro el papel de oprimida, incluso por sus compañeros de clase. Y una parte central de la obra es el relato sobre la necesidad de la igualdad de derechos de la mujer para que la clase obrera tenga posibilidades de mejora.

Internacionalismo 

Empezar por Francia, que es donde tiene las relaciones necesarias, pero concibe su proyecto a nivel internacional. La emancipación de la clase obrera debe comprender a los dos sexos y a todas las naciones.

La utilización del femenino y el masculino... 

 en vez del genérico masculino para englobar a los dos sexos no lo repite como una norma de estilo, sino que la va esparciendo siempre que quiere evitar un sobreentendido que pudiera llevar a confusión. Así, por ejemplo, cuando habla de que en los “palacios” deberán estar “niños y niñas” para instruirse; una vez dejado claro que las niñas también deberán estar allí no le importará utilizar el genérico masculino cuando detalla las ideas a impartir, porque ha dejado claro ,fuera de todo equívoco, que se refiere a ambos sexos.

Cuotas por género

A la hora de formar los comités de la U.O. propone una participación de las mujeres en los mismos. Participación escasas, pero que en su momento hubiera supuesto un paso gigantesco en la participación de las mujeres en las organizaciones obreras.

El derecho al trabajo algo más que no estar en paro

Esto lo tenía muy claro la burguesía europea del medio siglo XIX y por eso lo consideran anatema. Y efectivamente, para Flora Tristán y el movimiento obrero, el derecho al trabajo iba ligado a la organización del trabajo, es decir a la intervención sobre “la propiedad” para que cumpliera fines que beneficien al conjunto de la sociedad. El derecho al trabajo pone en cuestión el derecho omnímodo de propiedad sobre los medios de producción.

Política de Alianzas y como tratar a otras fuerzas sociales

En un sentido que será muy transitado con posterioridad. Parte de la centralidad de la clase obrera en sentido estricto como el núcleo principal del cambio, pero establece un sistema de alianza con toda la población asalariada. Y a la vez un sistema de relaciones que va desde la Iglesia y el rey a la propia burguesía. Es decir es el embrión de una línea política a la que se le puede acusar de muchas cosas, pero no de perder de vista la complejidad de una actuación transformadora.

La educación como arma de cambio

La instrucción de hijos e hijas de las familias obreras es punto fundamental para ir logrando el cambio. Se inscribe dentro de una tendencia muy importante, y también discutida, sobre el papel liberador de la educación. Que no la deja en manos públicas, sino de la propia Unión Obrera, porque no quiere cualquier tipo de educación. Aparte de esto también señalará la necesidad, y dará instrucciones precisas de como empezar, de la formación militante dentro de los núcleos de la Unión Obrera.

Resumen comentado de “Unión Obrera” de Flora Tristán 

Fuerza desde el principio. Dificultades de publicación. El rito y la liturgia 

Las citas introductorias de esta obra resultan tremendamente modernas para el año en que se publica (1843): En una parafraseando al Sieyés de “¿Qué es el tercer estado?” se nos expone que el trabajador lo crea todo (en última instancia idea de los clásicos de la economía política) y que no posee nada (como nos seguirán recordando posteriores adalides de la causa obrera del siglo XIX).

En la otra recurre a un supuesto proverbio en que sitúa la debilidad de los obreros en su división, para terminar con el eslogan “La unión hace la fuerza”, premonitorio del “Proletarios del mundo, uníos” y en todo caso línea emprendida por por el movimiento obrero más avanzado del momento. Tras contarnos los avatares, duros, para dar la publicidad su libro comienza con un rasgo de realismo, la necesidad de un himno que resumiese su idea. Sabe que la liturgia y el rito son algo importante en la empresa asociativa y transformadora.

Construir la clase con las obreras y los obreros 

Pronto nos descubre su opción ideológica y, más importante, organizativa. Y lo hace con tipografía de mayúsculas: “LA UNIÓN UNIVERSAL DE LOS OBREROS Y LAS OBRERAS”.

Y ahí tenemos uno de sus rasgos de feroz y positiva modernidad, en que superará a muchos de los más avanzados del movimiento obrero de los decenios siguientes. Sabe que hay que hacer hincapié en el uso del género gramatical femenino. Pues, a pesar de los relamidos informes que la RAE sigue haciendo hoy en día, el uso del masculino como universal es muchísimas veces insuficiente, y eso Flora Tristán ya lo tenía claro hace 170 años. Tiene muy claro que la humanidad no puede reducirse al 50%. Esta utilización del masculino y el femenino, que repetirá abundantemente a lo largo de su obra, está justamente antes de pormenorizar las miserias que atenaza a la clase obrera y de exponer su gran objetivo, también tipografiado en mayúscula “CONSTRUIR LA CLASE OBRERA”.

Y aquí está mencionada otra idea fuerza y adelantada: La clase obrera necesita constituirse, el “para sí” que leeremos decenios después. Su proyecto de “Unión Obrera” necesita de la mayoría de la Clase Obrera (y pone como ejemplo el caso identitario Irlandés y como sostiene a “su defensor O'Conell”) francesa, si bien su proyecto final es la unión universal. Y aquí vemos un caso de optimismo, ¿utopismo?, en la creencia de tal extensión del sentimiento asociativo.

No basta con aliviar la miseria. Necesidad de apóstoles 

Será clarividente en la necesidad de “apóstoles” que incansablemente difundan el proyecto. Nos trae a la cabeza a los divulgadores anarquistas de la “idea” en el ámbito latifundista andaluz o a la necesidad de profesionales revolucionarios que preconizara Lenín. Admira la obra del asociacionismo obrero francés del momento: Compañerismo (compagnonnage), Sociedades de Socorro Mutuo,... Pero no le parece suficiente porque...

1 Utilizamos la publicación de Fontamara, 1977, en que se modifica el título y que es una traducción de la primera de las tres ediciones que se publicaron en vida de la autora: Tristán, Flora. Feminismo y Utopía. Unión Obrera. Colección De la naturaleza de las cosas. Editorial Fontamara, Barcelona 1977. Estudio previo, edición a cargo y traducción del Francés: Yolanda Marco. Original: Union Ouvrière. Edition populaire, Prévot et Rouanet, libraires, París 1843

... aunque se lograran “pequeñas reformas particulares” es necesario “un plan de unión general Cuya finalidad sería situar a la clase obrera en una posición social que la pusiera en condiciones de reclamar su derecho al trabajo, y su derecho a la instrucción, y su derecho a la representación frente al país; porque es muy claro que de esto se desprenden naturalmente las demás mejoras”. Considera que La base de la pésima situación de la Clase Obrera es la “MISERIA” y que el Compañerismo , las Sociedade de Socorros Mutuo.. . alivian esa miseria, defiende su extensión y mejora pero propone algo más: Destruir la miseria. Si no se destruye, esta vuelve con más fuerza.

Unir a la clase obrera y la alianza con los no propietarios 

Su plan es unir a los 7 millones de obreras y obreros para tener un capital mediante el que adquirir un poder real. y en torno al núcleo duro de la así constituida “clase obrera propiamente dicha” forjar una alianza con los no propietarios. Calcula en 25 millones (profesores, artistas, empleados, pequeños comerciante y una multitud de gentes diversas) interesados en unirse en torno a la clase obrera porque también sufren “las leyes hechas por los propietarios que se sientan en la Cámara”. Aquí nos ofrece otra idea “avanzada”, la alianza en torno a la clase obrera de los desposeídos.

Derechos reales frente al formalismo legal. Derecho y Organización del Trabajo 

Hace una crítica al “formalismo” de la Ley (la “Carta de 1830”). Porque resulta que es “libertad de opinión y de conciencia”, de la “seguridad a su persona y a sus propiedades” es ficticia, al no estar sustentada en el derecho que prima y domina a los otros: “El derecho a vivir, y, para el obrero, es el derecho al trabajo” porque el obrero sólo dispone de sus brazos (o como, años después otros la denominaran “Fuerza de trabajo”, que en esta sociedad donde reina la mercancía es la única de que dispone el obrero). El ejercicio del disfrute de su propiedad (sus brazos) es solo real si puede utilizarlos trabajando. Para que se garantice esa propiedad es necesario una sabia y equitativa ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO.

Las dos grandes reivindicaciones a hacer 1ª EL DERECHO AL TRABAJO. 2ª LA ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO se ven como quimera si falta la UNIÓN... y expone como gracias a la unión se han logrado objetivos de muy diferente tipo, desde eclesiales a los mismos “realistas” que 20 años después del derrocamiento de los Borbones volvieron a tener su rey.

Considera que tras 200 años de lucha la Burguesía se Constituye como Clase en 1789 y al constituirse se hace poderosa para asumir los poderes del País y legislar en su beneficio. A la clase noble le ha sustituido la burguesía ( ya mucho más numerosa y más útil), falta Constituir la Clase Obrera.

El defensor. Organización política 

La Unión tiene como uno de sus objetivos básicos el tener un “defensor” que lleve la voz de la Clase Obrera al parlamento. Flora Tristán se refiere a algunos de los que podrían serlo. El “defensor” deberá tener una importante dotación económica. Habrá que proveerlo de de un salario abundante acorde a la “utilidad” y que le dé poder para acceder a gastos de imprenta, 5 anuncios, colaboradores y para “aprovechar con tacto todas las ocasiones”. El defensor rendirá cuentas y si se observa que utilizó los fondos para su provecho se le retirará. Con la figura de “el defensor” nombrado y, en su caso, destituido por la Unión Obrera encontramos algo que puede resultarnos teóricamente extraño, ya que las organizaciones obreras solían defender la dirección colectiva (aunque en la práctica las normas de dirección colectiva frecuentemente han ocultado un hiperliderazgo con escaso control).

Los derechos de las Mujeres. La solución 

En el capítulo III, “Por qué menciono a las mujeres” parte de cómo la filosofía, las religiones (Cristianismo o Islam), la ley y la Sociedad han tratado a la mujer como una verdadera Paría, 6 mil años de prejuicios la han condenado de una manera continua. ¿Hay esperanzas?. Sí, contesta FT, también la “raza” de los proletarios fue excluida hasta que la Revolución Francesa los reconoce como “sujeto de derechos” al declarar los derechos del hombre, al aceptarse la misma capacidad que a reyes y nobles salieron de su filas desde sabios a generales como los más grandes de la historia. Cuando a las mujeres le llegue su 1789 es evidente que la riqueza de la sociedad se multiplicará. Pero en 1843 el prejuicio de la inferioridad de la mujer la aleja de la educación útil. Solo excepciones, como Fourier, consideran su importancia. Para F.T. en la vida del obrero la mujer es “su única providencia” y “quien hace y deshace en la casa”. Sin embargo no se le da instrucción, educada entre tratos injustos y mimos. No se le envió a la escuela, porque se le saca más provecho en tareas de la casa y desde los 12 años como aprendiza, donde a menudos sufre maltratos. Tras años endureciéndosele el corazón por tratos injustos a los 20 se casará sin amor y se mostrará con sus hijos tan brutal como lo fueron con ella. No es una acusación a la mujer obrera. La Sociedad hace que pocos hogares obreros sean felices. El hombre aparece como jefe del hogar por instrucción y porque trae el dinero. El marido trata con desprecio a la mujer, que responde con un rebelión sorda o abierta, el marido huye a la taberna para aturdirse, pero la taberna agrava el problema, la mujer se desespera al ver al marido gastar la mayor parte del escaso dinero en la taberna, y este responde con brutalidad y maldad redoblada.

El papel excepcional de la mujer en la vida del hogar obrero como madre, esposa o hija (que cuida a las personas ancianas) convertiría en tremendamente eficaz la recepción de una educación racional que revertiría con gran provecho social por su influencia en la familia. Reclama Tristán la “igualdad absoluta con el hombre” porque está convencida que “todas las desgracia del mundo proviene de este olvido y desprecio que hasta hoy se ha hecho los derechos naturales e imprescriptible del ser mujer”

Flora Tristán reivindica los derechos de la mujer y lo relaciona en buena medida con el papel que esta mujer con derechos significaría para la sociedad y para el hombre, especialmente en la clase obrera 2 . La igualdad de la mujer la ve también como un elemento de la felicidad del hogar obrero: El respeto mutuo frente al sordo o sonoro enfrentamiento, el enriquecimiento...

2 Algunas crítica actuales a Flora Tristán se dirigen a este aspecto “utilitario” y no sólo como “fin en sí mismo” de los derechos de la mujer. Pero es que nuestra autora siempre tiene en cuenta el papel social del grupo. Igualmente, ver más adelante, intentará convencer al conjunto de la sociedad de lo conveniente de la Constitución como Clase de los obreros y las obreras. Su opción es buscar la colaboración, ya que considera que el enfrentamiento violento, en el hogar o en la sociedad, no traerá la victoria. Esta es una de las razones que la llevan a un cierto utopismo pedagógico.

... personal compartido, el disfrute de los iguales frente a la podredumbre de la situación Dueño Esclavo. “La ley que esclaviza a la mujer y la priva de instrucción, os oprime también a vosotros, hombres proletarios”. Sostiene que la “emancipación de los obreros es imposible en tanto que las mujeres permanezcan en este estado de embrutecimiento”. Es un una exigencia que la UNIÓN OBRERA EN SUS ESTATUTOS deberá declarar LOS DERECHOS DE LA MUJER. Solo con la IGUALDAD ABSOLUTA del hombre y la mujer la UNIDAD humana se habrá CONSTITUIDO.

Y su propuesta de declaración es: “Nosotros, proletarios franceses, después de cincuenta y tres años de experiencia, reconocemos estar debidamente informados y convencidos de que el olvido y el desprecio que se ha hecho de los derechos naturales de la mujer son las únicas causas de las desgracias del mundo, y hemos resuelto exponer en una declaración solemne inscrita en nuestra carta sus derechos sagrados e inalienables. Queremos que las mujeres sean informadas de nuestra carta para que ya no se dejen oprimir y envilecer por la tiranía del hombre, y que los hombres respeten en las mujeres, sus madres, la libertad y la igualdad de la que ellos mismos gozan.”

1º Debiendo ser la finalidad de la sociedad la felicidad común del hombre y la mujer, LA UNIÓN OBRERA garantiza al hombre y a la mujer el goce de sus derechos de obreros y obreras.

2º Dichos derechos son: la igualdad de admisión en los PALACIOS DE LA UNIÓN OBRERA, sea como niños, heridos o ancianos.

3º Para nosotros, siendo la mujer la igual del hombre, queda claro que las muchachas recibirán, aunque de forma distinta, una instrucción tan racional, tan sólida, tan extensa en ciencia moral y profesional que los muchachos.

4º En cuanto a los heridos y ancianos, el trato en todo será el mismo para las mujeres y los hombres.

Obreros, pueden estar seguros de que si tiene la suficiente equidad y justicia como para inscribir en su Carta las pocas líneas que acabo de bosquejar, esta declaración de los derechos de la mujer pasará a ser costumbre; de costumbre se convertirá en ley y antes que pasen veinticinco años, encabezará el libro de leyes que regirá la sociedad francesa la siguiente inscripción – IGUALDAD ABSOLUTA del hombre y la mujer. “

3 Termina el capítulo con un recuerdo a la Revolución Francesa (“Hijos del 89, he aquí la obra que les han legado sus padres”), la cual es un referente continuo en Flora Tristán al igual que lo será en los revolucionarios de hasta principios del Siglo XX (Recordemos como Lenín hablaba, por ej, de la Montaña, Pantano.. para comparar las disputas dentro del POSDR con las que hubo entre los revolucionarios franceses).

Un plan práctico 

Nuestra autora no se queda en la elucubración teórica, por eso traza un “plan de la la unión universal de los obreros y obreras” indicando que solo cuando empiece podrá verse cómo se realiza...

3 El fragmento entrecomillado está tomado de flora tristán, “por qué menciono a las mujeres”, 1844 texto seleccionado y traducido por Madeleine Pérusse en Antología del pensamiento feminista nuestroamericano. Tomo I Del anhelo a la emancipación. Francesca Gargallo (Coordinadora) Páginas 215-234 http :// doctoradosociales. com. ar/ wp - content/ uploads/ apfnidelanheloalaemancipaci % c 3% b 3 n- 1.pdf página vista el 8 de junio de 2013.

... Comenzaría por constituir en las sociedades existentes (compañerismo, de unión, de socorro mutuo, etc) comités de 7 miembros, 5 hombres y 2 mujeres 4 para “inscribir” a quien quieran formar parte de la misma. Esta Unión Obrera tiene que ser internacional. El único requisito es trabajar con las manos (excluyendo a los militares). Los obreros tienen como “deber” emplear su influencia para que las obreras 5 que la rodean (“madres, mujeres, hermanas, hijas y amigas”) se incorporen con entusiasmo. Cuando haya un número suficiente de inscripciones se constituye un Comité Central que recibirá las cuotas. 6 Especial papel está reservado a los ENVIADOS DE LA UNIÓN OBRERA para extenderse siendo profesionalizados total o parcialmente.

Objetivo esencial: Cómo “hacerse representar ante el país” a través del Defensor, es decir la presencia política de la clase obrera.

Dirigirse a todas las fuerzas de la nación 

Una vez nombrado el defensor el Cté Central escribirá (y F.T. ofrece unos modelos de cartas) cara al “Rey de los francese”, al “clero católico”, a la “Nobleza francesa”, a “los amos de las fábricas”, los “Financieros, propietarios y burgueses, a “los artistas” con el doble fin de conseguir dinero para acelerar las obras de la Unión Obrera y para saber la “simpatía o antipatía que le profesan las otras clases de la sociedad”.

La carta más importante se dirigirá a “las mujeres de todas las clases, de todas las edades, de todas las opiniones, de todos los países” porque considera que las mujeres, incluso las des las clases altas, están también oprimidas por las leyes. Insiste en la solemnidad que deben tener estos llamamientos, firmados por todos los Comités de Francia y visitando en primer lugar al rey ... editando un informe de esta entrevista que debería ser repartido (en número de 500.000 ejemplares) por toda Francia, su fin es atraer hacia la “UNIÓN OBRERA la simpatía de todas las clases de la sociedad”. Como vemos la estrategia de Flora Tristán está lejos de la toma revolucionaria, violenta, del poder. Influida, seguramente, por el utopismo “ambiental”, sobre todo fourieristas, de los ámbitos intelectuales y por la terrible represión, con alto coste de sufrimiento en la clase obrera, de la revuelta de “les canuts” (en las sederías lyonesas, 1831 y 1834) le hace inclinarse por intentar una solución menos traumática.

Fondos, cotizaciones y su destino: Organización. Defensor. Los Palacios. 

Los fondos recogidos irían destinados a:...

4 Esta desigualdad la señala como transitoria, en todo caso la podemos considerar como un avance al imponer una “cuota” de género en el asociacionismo obrero donde el papel de mujeres dirigentes era prácticamente inexistente.

5 Una vez más aparece el papel del hombre como coadyuvante. Un indicador más de la postura “intermedia” de Flora Tristan: predica la igualdad Hombre-Mujer, algo absolutamente adelantado para el época, pero no la hace partir del activismo primigenio de las mujeres.

6 Se preocupa de algunos pormenores prácticos en cuanto a cómo hacer la recolección de cuotas y curiosamente entre las formas de recibirlas, en el caso de los obreros fijos, podría hacerse directamente con el descuento en nómina.

7 Yolanda Marcos. op.cit.

8 Que a pesar de que intentará recaudar entre “todas las clases sociales” los cálculos y el mayor detalle lo hace a partir de las pequeñas aportaciones (cotizaciones) de la clase obrera, aportaciones que más

... Gastos varios de mantenimiento de la organización, impresiones de publicaciones, local, viaje de los enviados y recaudadores... - Asignación al defensor. - Construcción y mantenimiento del primer “palacio”.

Sobre la construcción de los palacios da instrucciones precisa para conseguir un lugar agradable, por
lo que deberá´ser innovador (critica la arquitectura de las “viviendas comunes” al uso) y donde se combinaría la educación de los niños tanto en el trabajo industrial y agrícola como en la instrucción intelectual. El proyecto de “los palacios” (que engarza con lo más práctico del socialismo utópico a la vez que se inspira por ej. en el “Hospital de los inválidos”-Hôtel National des Invalides- para los soldados retirados y lisiados) tiene un doble fin. Para la educación de niñas y niños (remarca una vez más los dos sexos) y para ancianos o heridos. Dichos palacios son células de ensayo social donde se combina el trabajo (según lo que cada cual pueda aportar) de todas las personas residentes con la innovación.

Algunas de las ideas directrices en la educación

La moral se basaría en hacer comprender a los niños la existencia de un Dios bueno, alejándose pues de cierto ateísmo y anticlericalismo absoluto que estará muy al uso dentro del movimiento obrero. La concepción del globo terráqueo como un cuerpo en las diferentes partes se necesitan lleva a la “solidaridad de las naciones” . El amar a los demás también va en interés propio. La unidad de amor e inteligencia (Aspecto muy tratado en la filosofía antes y después, como por ej. Bertrand Russell),

Aplicación del método Jacotot que, considera, reposa en el “por qué” a las cuestiones de orden moral, social y filosófico. Todo debe quedar regulado por escrito, lejos de la arbitrariedad del jefe. Oposición a los castigos degradantes. A los irrecuperables se les expulsa. Atención a la alimentación y el ejercicio. Una vestimenta cómoda y agradable. Al menos se aprenderán dos oficios y desde los 10 años se participará en lo beneficios del trabajo realizado . Interesante la idea de los “huéspedes de honor” del palacio (6 hombres y 6 mujeres): artistas, profesores, sabios, escritores... sin recursos y preferentemente extranjeros y tratados con gran deferencia y consideración habituarían a los niños al respeto a la desgracia, talento, edad... La “rehabilitación” de mancillado “trabajo manual” llevaría al trabajo de todos y este a la abundancia que hará vaciar el contenido del egoísmo. La educación tendría un doble efecto igualitario...

allá del aspecto económico tiene un significado de compromiso estable con la idea.

9 La necesidad de combinar instrucción “cultural” y manual será defendida antes y después por las personalidades más reconocidas del movimiento obrero. La idea actual de apartar a niños y niñas del trabajo mientras estudia, si bien se justifica en evitar la explotación infantil, es algo bastante absurdo y que desde luego, fortalece a la larga la división social de trabajo, entre dirigentes y “meros” ejecutores, lo que antes de la terciarización de la sociedad iba ligado a la división entre trabajo manual y trabajo intelectual.

10 Aquí vemos como Flora Tristán comparte el utopismo pedagógico basado en el poder transformador de la educación. Hoy muchas de las loas a la escuela pública sin hacer referencia al necesario cambio social se pone en situación semejante, si no más atrasada. Por otra parte parece que no percibe la existencia del paro como algo funcional al capitalismo, obviando que el desarrollo de las fuerzas productivas en la Europa industrial de mitad del Siglo XIX ya podría eliminar las situaciones de miseria.

Resumen que hace Flora Tristán 

Y en este momento de su obra considera oportuno recapitular los más importante con el “

RESUMEN DE LAS IDEAS CONTENIDAS EN ESTE LIBRO Y CUYOS OBJETIVOS SON:

1. CONSTITUIR LA CLASE OBRERA por medio de una Unión compacta, sólida e indisoluble.

2. Hacer representar a la clase obrera ante la nación por un defensor elegido por La UNIÓN OBRERA y asalariado por ella, para que pueda constatarse bien que esta clase tiene su derecho a existir, y que las otras clases la aceptan.

3. Reclamar, en nombre del derecho, contra las usurpaciones y los privilegios.

4. Hacer reconocer la legitimidad de la propiedad de los brazos. (En Francia 25 millones de proletarios no tienen otra propiedad que sus brazos).

5. Hacer reconocer la legitimidad del derecho al trabajo para todos y para todas.

6. Examinar la posibilidad de organizar el trabajo en el estado social actual.

7. Levantar en cada departamento PALACIOS DE LA UNIÓN OBRERA donde se instruirá a los niños de la clase obrera intelectual y profesionalmente y donde serán admitidos los obreros y obreras heridos en el trabajo, y los lisiados o viejos.

8. Reconocer la urgente necesidad de dar a las mujeres del pueblo una educación moral, intelectual y profesional para que ellas se conviertan en agentes moralizadores de los hombres del pueblo.

9. Reconocer, en principio la igualdad de derecho del hombre y la mujer como el único medio de constituir la UNIDAD HUMANA.”

Últimos llamamientos y recomendaciones (la biblioteca)

Termina su obra con:

1) Un llamamiento a los obreros y obreras, concretado en personalidades conocidas, para poner en marcha su primer palacio.

2) Aconseja a los obreros en “instruirse” y da una pequeña relación de libros11, destacando los que denuncian la situación social y aquellos que tratan sobre la historia y reforma del Compañerismo (con esta organización Flora Tristán mantiene lazos importantes12, pero es muy consciente de sus limitaciones). Pero no incluye otras, por ej de Fourier y la Escuela Societaria porque no ha sido puestas “al alcance del pueblo”. Aconseja constituir pequeñas asociaciones (15 o 20 obreros y obreras que vivan en zona cercana) para adquirirlos y tenerlos en común...

11 Eugene Buret, De la miseria de las clases trabajadoras en Inglaterra y en Francia. Frégier, Sobre las clases peligrosas en la ciudad de París. Villermé. Sobre las prisiones de Francia. Parent Duchatelet, Sobre la prostitución en la ciudad de Paris. Gustave de Beaumont, La Irlanda religiosa, moral y política. Flora Tristan, Paseos por Londres. Louis Blanc, La organización del trabajo. Proudhon, La celebración del domingo. Adolphe Boyer, Sobre el estado de los obreros. Agricol Perdiguier, El libro del Compañerismo, Gosset, no da título dice que es un Folleto sobre el Compañerismo. P. Moreau, Sobre la reforma, los abusos del Compañerismo y la mejor de la suerte de los trabajadores.

12 En la actividad frenética que emprende por toda Francia para difundir la obra que estamos glosando para intentar poner en marcha lo que en ella dice aprovechará la estructura de esta organización y de hecho le da el nombre de una institución típica de la misma como era “Le tour de France” 10

...

3) Se dirige “A los burgueses”. Curioso que termine justificándose ante una parte de los burgueses, a quienes etiqueta como “inteligentes”. Expone que su obra está a favor del orden porque considera que la revolución (que advierte se originará si no se modifica el estado de cosas existentes) traería perjuicios graves para toda la sociedad y haría aún más difíciles la cosas. en este aspecto se distancia lo que sería la parte más visible del movimiento obrero de la 2ª mitad del XIX.

El libro se cierra con la propuesta de himno para la UNIÖN de Ch. Poncy

FUENTE: http://www.historiamujeres.es/La_Union_Obrera_%20Flora_Tristan_ideas_resumen.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibí en tu correo las novedades de Las Piqueteras