Nueva Pagina Web


Nos mudamos a una nueva y mejor pagina

Te esperamos en las-piqueteras
Haz click aquí o en la imagen



lunes, 2 de noviembre de 2009

SE VA A PUDRIR TODO

Revista "Las Piqueteras" N° 1 - Octubre

Editorial

Cristina transa con el FMI. La clase obrera piquetera sale a luchar


SE VA A PUDRIR TODO

Como un relámpago estruendoso ha irrumpido en el centro de la situación política la gran lucha de los compañeros y compañeras de Kraft. Enfrentando los despidos impuestos por la patronal yanqui, han dado un ejemplo de combatividad a todo el movimiento obrero del país, cortando las rutas, rechazando la represión y movilizándose al centro del poder político, la Plaza de Mayo. En la lucha de Kraft, más del 65% son mujeres. También en las filas del movimiento piquetero las mujeres somos mayoría. No es casualidad: en todas las grandes luchas obreras está presente el protagonismo de la mujer trabajadora.

La lucha de Kraft es más importante aún cuando se tiene en cuenta que en su defensa se han desatado una gran cantidad de piquetes y marchas de las comisiones internas combativas, las organizaciones piqueteras, el movimiento estudiantil y los partidos de izquierda. Nuevamente, la escena política está marcada por los piquetes y la lucha de los explotados. No por nada los medios de comunicación de la burguesía se encargan de señalar permanentemente que la situación se asemeja cada vez más al 2001. Igualmente, se equivocan. Esta vez el levantamiento popular se va a dar en el marco de la mayor crisis capitalista mundial de la historia.


Para desarrollar esta tendencia a la rebelión de la clase obrera piquetera; entendiendo el rol protagónico que juega la mujer trabajadora en dicho movimiento; planteando la necesidad de concentrar las energías de esas compañeras en función de luchar por un gobierno de los trabajadores, para derrotar la ofensiva de la derecha y superar la descomposición del nacionalismo en América Latina es que lanzamos una nueva agrupación de mujeres, “Las Piqueteras”.

La derechización de los K: reprimen a la clase obrera piquetera, acuerdan con el FMI

Frente a la irrupción de los trabajadores, el gobierno de los Kirchner acelera su derechización. El antecedente inmediato de la represión en Kraft fue la ofensiva fascista contra los petroleros de Santa Cruz: luego de haber golpeado a mujeres embarazadas y sus compañeros que estaban cortando la ruta reclamando por trabajo, impusieron un acta firmada por la burocracia que determina que el sindicato jugará un rol represivo junto al Estado para evitar huelgas y piquetes.

Ahora, se han lanzado a reprimir a los obreros de Kraft como parte de un ataque más general contra los cortes de calle. “Tenemos que terminar de promover la organización para impedir el ejercicio de los derechos de los otros. Impedir que el otro circule, trabaje o estudie, porque hace a la libertad y yo soy una acérrima defensora de los derechos de los demás” dijo Cristina Kirchner en un acto en Córdoba (Ámbito, 1/10). Y lo hacen bajo la orden de la embajada norteamericana, que presiona abiertamente para que el gobierno resuelva con contundencia la situación de Kraft y un acuerdo con el FMI. Sin darle muchas vueltas al asunto Walter Bastian, subsecretario adjunto de Comercio de EEUU dijo: “Quiero ver que esto se resuelva” y agregó que “los eventuales acuerdos con el FMI y el Club de París traerán inversiones” (El Cronista, 2/10).

El 1 de octubre, al mismo tiempo que se inauguró la policía porteña y su división antipiquetera, el gobierno nacional volvió a eliminar los subsidios al consumo de energía y gas. “Las futuras boletas llegarán a los hogares con aumentos de hasta 300% interanual” (ídem). Es decir que hay un nuevo tarifazo en curso.

Esto forma parte del viraje más general del gobierno hacia el FMI. En la cumbre del G-20 de Pittsburgh, Cristina firmó un documento que habilita al Fondo a realizar una auditoría, establecida en el artículo 4º de su estatuto, de todos los países que formaron parte de la cumbre. Al cierre de esta edición, en el mismo Cronista se afirma que Boudou está viajando a Turquía, a la asamblea anual del FMI y el Banco Mundial, con el objetivo de “plasmar en hechos concretos la expectativa que se creó en el mercado en torno a un acercamiento con el Fondo y la regularización de la deuda en default con los holdouts y el Club de París” (ídem). Si alguien tenía alguna duda sobre la vuelta del FMI, la propia realidad ya se la debe haber saldado: el gobierno K es un gobierno fondomonetarista.

La Iglesia Católica apoya el golpe de Estado en Honduras

Este giro a la derecha de los K se da como parte de una ofensiva en América Latina que tiene su mayor expresión en el golpe de Estado en Honduras y la instalación de las bases yanquis en Colombia. La Iglesia, uno de los mayores enemigos de las mujeres, juega un rol central en esta ofensiva. Han apoyado explícitamente el golpe, unificando a los episcopados de distintos países latinoamericanos en defensa del gobierno de facto. Un sector de la Iglesia hondureña, hoy, está intentando jugar el rol de “mediador”: proponen que Zelaya aplique el programa de Micheletti. La misma propuesta fracasada que sostuvo el imperialismo a través de Arias, el presidente de Costa Rica.

Lo peor de la crisis está por venir: más despidos, crisis fiscal y guerras

Tanta convulsión política y social en Argentina y América Latina no tendría sentido si fuera verdad lo que la gran mayoría de los capitalistas sostiene: “lo peor de la crisis ya pasó, ahora hay que encarar una lenta recuperación”. De hecho, ha habido en los últimos tiempos una tendencia alcista de las bolsas que podría hacerle creer a cualquier desprevenido que esto es real. Sin embargo, lo que no dicen es que, como plantea el propio Financial Times del 24/9, “el crecimiento (…) se debe, casi exclusivamente, a los estímulos de los gobiernos”. Es decir que la especulación actual, que intentan disfrazar bajo el mote de “recuperación”, se monta sobre la base del endeudamiento feroz de los Estados y su acercamiento cada vez mayor al quebranto fiscal. En Argentina es evidente la crisis fiscal de las provincias y si el gobierno quiere acordar con el FMI, es también porque ya se le agotó la ‘gallina de los huevos de oro’ en que quisieron convertir a la Anses. Evidentemente, el saqueo permanente de los fondos de los jubilados no es una base sustentable para que la burguesía argentina se zafe de la crisis capitalista mundial.

Es ridículo, a su vez, que hablen de recuperación cuando “la recesión económica podría acabar con el empleo de hasta 25 millones de personas hasta finales del 2010” (El Cronista, 17/9). Lo que pasa hoy en Kraft, justamente, forma parte de una tendencia al derrumbe capitalista que avanza en todo el mundo expulsando a los trabajadores de sus lugares de trabajo, expulsiones que golpean sobre las mujeres en primer lugar.

No solamente eso: la profundización de los rasgos más reaccionarios también se ve en el plano militar. Obama ha sostenido y profundizado la ofensiva belicista de todos sus predecesores. Aumentó la cantidad de tropas en Afganistán, donde se encuentra empantanado por la resistencia del pueblo afgano. El mismo empantanamiento que enfrenta en Irak. A pesar de su fracaso, en la cumbre del G-20 firmaron un documento común condenando los “planes de armamento nuclear” de Irán, en primer lugar, y de Corea del Norte. Es una provocación. Están preparando el terreno para una invasión. Con esa misma excusa, Bush inició la guerra en Irak. Cristina se acopló atacando al gobierno iraní por el caso Amia mientras acá encubre la complicidad del Estado con el atentado y, principalmente, la responsabilidad de la camarilla menemista.

Evidentemente, la “recuperación” que tanto elogian estos señores se basa en profundizar el parasitismo del capitalismo y aumentar la destrucción de fuerzas productivas. Esto, lejos de solucionar la crisis, genera un resurgimiento de los choques económicos, políticos y militares. En América Latina, por ejemplo, el gasto militar aumentó en 4 años un 91%

Se va a pudrir todo: el problema es quién la pudre

Queda claro que este no es un Encuentro Nacional de la Mujer más. Es el encuentro que tiene frente a sí a un golpe de Estado en Honduras, a la derechización del gobierno de los Kirchner y su acuerdo con el FMI, al avance del clero en complicidad con el gobierno contra los derechos de la mujeres, a los ataques contra los obreros a través de los despidos y suspensiones y, todo esto, en el marco de la mayor crisis del régimen capitalista.

Este ENM, a su vez, se reúne mientras resurge con todas sus fuerzas el movimiento piquetero a través de la lucha de Kraft y de los petroleros de Santa Cruz. Sobrevuela el fantasma de un segundo Argentinazo, que atemoriza al conjunto de los explotadores.

En este Encuentro, por lo tanto, Las Piqueteras nos hacemos presentes y llamamos a todas las luchadoras a ponernos a la altura de la responsabilidad que pesa sobre nuestras espaldas. A votar en cada comisión y en cada espacio de deliberación por un plan de lucha a nivel nacional y una coordinadora que permita abrir paso a un movimiento unificado de la mujer trabajadora. Unamos a las comisiones de mujeres de las distintas luchas obreras con las comisiones de mujeres del Pelle, del Buenos Aires y de la FUBA y todas las organizaciones que luchamos contra la trata, para que este proceso de movilización confluya y se enfrente a la Iglesia, la derecha y el gobierno K, enemigos de los intereses de las mujeres.

Tenemos que aprovechar este Encuentro para construir un gran movimiento nacional de mujeres que apoye las luchas obreras y que, frente a la crisis de poder y el ataque continental de la derecha, responda con una nueva rebelión popular.

1 comentario:

  1. vayan al casting de casi angeles que les va a ir mejor :)

    ResponderEliminar

Recibí en tu correo las novedades de Las Piqueteras