Nueva Pagina Web


Nos mudamos a una nueva y mejor pagina

Te esperamos en las-piqueteras
Haz click aquí o en la imagen



lunes, 2 de agosto de 2010

¡Encontramos a Celeste y a Tiara!


COMPAÑERAS, ANOTAMOS UNA VICTORIA
¡Encontramos a Celeste y a Tiara!

¡Viva la lucha y la organización independiente de las mujeres trabajadoras!

El Domingo 18 de Julio encontramos a Celeste Lujan Maciel y a Tiara su hija de un año en la localidad de Boulognes. Fue a partir de nuestra organización independiente que nos opusimos a  la complicidad Justicia y la Comisaría 36 las cuales se demostraron absolutamente incompetentes producto de  la complicidad que tienen junto al Gobierno Nacional con la desaparición física de miles de mujeres que en la gran mayoría de los casos son motivados por el negocio de la trata.


Sobre la base de esto nos organizamos para patear el barrio de Villa Soldati: pegamos carteles, hablamos con los vecinos, exigimos que nos tomen le denuncia en la comisaría y denunciamos la desaparición de mujeres en el barrio por Canal 26.


Moviéndonos conseguimos una copia del DNI de Diego Darío Venancio que había dejado a la dueña de la habitación que alquilaba. En la copia había un domicilio del año 1997 ubicado en la zona de Munro. Cuando fuimos para allí comprobamos que los datos de su documento eran truchos: este hombre jamás había vivido en esa casa los dueños habían estado ahí por 40 años. Preguntamos a los vecinos, pegamos carteles por los hoteles, los supermercados, kioscos y la calle hablando con la gente.


A los dos días, recibimos un llamado de una mujer que alegaba haber visto a Celeste y nos dejó una dirección de Boulognes. Fuimos a ese lugar y finalmente la encontramos. Ese día Celeste prefirió volver a su casa con su familia. Con la llegada al hogar se aclaró la situación. Celeste no volvería a desaparecer sin avisar su paradero entendiendo la agunstia por la que pasaron sus familiares que la buscaron por cielo y tierra.


Como dijimos desde el principio, la justicia tenía todos los indicios pero dejaron la causa paralizada a pesar de la alerta de Angélica, su madre, que temía que fuera un caso de trata de mujeres. Nuestra organización supero el telón de humo impuesto por el Estado. Compañeras, ¡Encontramos a Celeste y a Tiara! Nos quedan las conclusiones de lucha para seguir desarrollando una corriente socialista de las mujeres que pise todos barrios y este presente yendo al frente contra cada injusticia cometida contra las mujeres de la clase obrera. ¡Viva la lucha y la organización independiente de las mujeres trabajadoras!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibí en tu correo las novedades de Las Piqueteras