Nueva Pagina Web


Nos mudamos a una nueva y mejor pagina

Te esperamos en las-piqueteras
Haz click aquí o en la imagen



lunes, 2 de noviembre de 2009

González Gass: una “rectora feminista” contra la lucha de las estudiantes

Revista "Las Piqueteras" N° 1 - Octubre

En el Buenos Aires…

González Gass: una “rectora feminista” contra la lucha de las estudiantes

Las mujeres del FEL, desde la Comisión de la Mujer del centro de estudiantes (CENBA) venimos promoviendo la lucha independiente contra González Gass y las camarillas universitarias que pretenden imponer las políticas privatistas en el colegio. Mediante la movilización estudiantil frenamos el intento de negociar nuestro campo de deportes con CAMPSA (una corporación co-dirigida por Macri y Kirchner) e hicimos retroceder a GG que había eliminado la semana de receso de Octubre y la tuvo que restituir. Actualmente, nos enfrentamos a las sanciones y faltas colocadas por las autoridades a los estudiantes que marcharon por el 33° aniversario de la Noche de los Lápices, en un claro intento de frenar la lucha del CENBA. Como no podía ser de otra manera, GG también se opone a la lucha por una verdadera educación sexual dentro del Colegio.


Dime con quién andas y te diré quién eres

Las mujeres del FEL, desde el principio, planteamos que la rectora era una variante demagógica de las camarillas y que, a pesar de su discurso “progre”, su objetivo era cerrar el proceso de lucha abierto por la democratización. Se explica porque responde a quienes la designaron a dedo: Hallú y el antidemocrático Consejo Superior.

En varias oportunidades, GG ha dicho que ella es “una feminista defensora de la igualdad de género”. Pese a lo que diga, su alianza con las camarillas la coloca objetivamente como adversaria de las mujeres en el colegio. No ha dicho palabra tras el quite de las licencias por maternidad a las docentes de la UBA en 2008 y tampoco hizo nada para lograr la instalación de guarderías en el colegio.

Las mujeres del FEL tenemos bien en claro que no confiamos en ella y que nuestras reivindicaciones sólo serán cumplidas junto a la democratización del Buenos Aires. Para tener la educación que realmente queremos, no nos subordinamos a la rectora de turno sino que ponemos todas nuestras fuerzas para que el gobierno del colegio deje de estar en manos de los privatistas y sea de quienes defendemos la educación pública: los estudiantes y los trabajadores.

Las mujeres nos hacemos respetar

Con este norte impulsamos y desarrollamos, a través del FEL, la Comisión de la Mujer del CENBA. La misma se formó en el 2007 por un grupo de chicas que reclamó educación sexual producto del embarazo no deseado de una compañera. A partir de allí, impulsamos el viaje al Encuentro Nacional de Mujeres en Neuquén del 2008. Este año realizamos una muestra contra la violencia hacia la mujer, con motivo del 33º aniversario del último golpe de Estado. Junto con la Comisión de la Mujer de la CUES, organizamos en nuestro colegio una charla sobre la educación sexual en Argentina. En las últimas jornadas de discusión por el 16 de septiembre, logramos que por primera vez se discuta masivamente el problema entre las estudiantes del colegio. Esto fue un gran triunfo ya que las agrupaciones no se ocupan del tema. “El Resto” (Lobo Suelto-La Mella) en la Mesa Directiva propuso que no se discuta porque “no era importante”. La lucha de las mujeres tuvo que superar el ninguneo de estas agrupaciones para conquistar el lugar que le corresponde. Desde la Comisión de la Mujer, ya estamos empadronando a muchas chicas del colegio (incluso madres) para viajar masivamente al Encuentro Nacional de Mujeres en Tucumán.

Como la Ley de Educación Sexual Integral del gobierno K

A principios de este año, el Departamento de Biología comenzó una reforma en los planes de estudios respaldada por la rectora. Con la misma pretende dar una respuesta a las denuncias de las estudiantes debido a la carencia de educación sexual. La propuesta, encuadrada en la “educación para la salud”, incluiría –además de un conocimiento básico de las funciones del cuerpo- talleres a contra turno con los temas de profilaxis, aborto y enfermedades de transmisión sexual.

Esta reforma, como la Ley de Educación Sexual Integral del gobierno K, no fue producto de una discusión democrática entre los distintos claustros. Mucho peor, ni siquiera se difunde públicamente qué modificaciones le están haciendo sin nuestra participación. Si GG está dispuesta a realizar una reforma realmente progresiva, ¿por qué no abre el debate?

A su vez, la reforma no garantiza una formación científica sino que, como en la Ley de Educación Sexual Integral del gobierno K, cada profesor puede enseñarlo de la forma que considere, es decir, que indistintamente podría enseñar con un manual de la Iglesia o no. Esto, lejos de ser una defensa de la “libertad de cátedra”, abre el juego a cualquier tipo de presiones y maniobras contra los propios docentes porque, al ser un tema tan polémico, evidentemente la Iglesia y los medios de comunicación derechistas van a meterse de lleno. Ellos saben que el debate sobre el derecho al aborto no es un problema técnico, académico o clínico: es, ante todo, un problema político y social. Por lo cual, no van a dejar pasar la reforma sin boicotearla.

Por eso, con esta “reforma pluralista” González Gass se lava las manos, abre paso a los ataques por parte de sectores conservadores y deja expuestos a los profesores comprometidos con la lucha de las mujeres. Exactamente lo mismo que hace la Ley de Educación Sexual Integral del gobierno K.

Por el contrario, desde el FEL proponemos que a través del debate democrático de todos los claustros se fije un piso común de contenidos para que nuestros docentes tengan un firme respaldo contra las camarillas, la derecha y el clero y, ahí sí, cada profesor pueda dar su opinión personal libremente.

Sin lucha contra el Consejo Superior, no hay reforma posible

Que la reforma involucre a todo el colegio es fundamental, a su vez, porque su aprobación final depende del Consejo Superior. Si bien se puede dar que, en un primer momento, la reforma tenga vigencia “ad referéndum” el Consejo Superior va a terminar atacándola porque dar contenidos de educación sexual supone un choque con el gobierno de Kirchner, de Macri o con la Iglesia. De ahí que nadie haga absolutamente nada sobre el tema. La rectora, que en este cuadro pareciera colocarse en conflicto con las camarillas, de ningún modo impulsará la lucha por derrotarlas sino que priorizará su compromiso con las mismas (como siempre hizo con cada punto).

Lo que pasa, en realidad, es que González Gass está usando descaradamente la política de “palo y zanahoria”: nos reprime cuando marchamos por el 16 de Septiembre y, al mismo tiempo, pretende comprarnos con una reforma que incluiría educación sexual. De esta forma, busca desprestigiar la lucha y embellecer el “diálogo” con las camarillas. Evidentemente, las compañeras del Buenos Aires no nos podemos dejar engañar. Tenemos que comprender y explicar en los cursos que sin lucha contra el Consejo Superior, no hay una verdadera reforma posible. Garantizar la enseñanza de una educación sexual laica, científica y obligatoria es una tarea que sólo podremos conseguir por medio de nuestra propia movilización independiente.

Por una educación sexual para la lucha

Por último, queremos plantear un debate más profundo sobre la reforma. Desde el FEL creemos que para hablar de un verdadero programa de educación sexual no alcanza con que sólo se enseñe profilaxis. Un programa de educación sexual que sea un primer paso en la solución real de los problemas de las mujeres no sólo debería enseñarnos cómo cuidarnos al tener relaciones sexuales y ayudarnos a ser responsables con nuestro propio cuerpo sino que también debería señalar a los responsables de la opresión de las mujeres. Es decir, que un programa de educación sexual realmente científico tiene que denunciar al sistema capitalista (en particular a su Estado y a su Iglesia) como el principal opresor de la mujer. Cualquier otra cosa es indefectiblemente, se quiera o no, un encubrimiento ideológico de la realidad que nos toca vivir como mujeres, como estudiantes y como trabajadoras.

Por lo tanto, desde FEL impulsaremos que las mujeres del CNBA nos organicemos para impedir que el Consejo Superior (o la propia GG) den marcha atrás con el proceso de reforma y, al mismo tiempo, desarrollar una fuerte campaña de delimitación señalando sus límites y peleando por un programa propio de educación sexual, en contraposición al que nos propone González Gass.

¡Viva la toma del Buenos Aires! No a la extorsión de González Gass

Al cierre de la presente edición, los compañeros tomaron el colegio en repudio a las faltas y sanciones que la rectora pretende hacer pasar por marchar el 16. No sólo eso, ahora GG también quiere impedir que se pase por cursos y se peguen carteles. Al mismo tiempo, Virginia pretende desfinanciar los viajes al ENM y el día de las artes por luchar. De hecho, nos dijo textualmente: “si son tan adultos como para tomar, entonces que sean adultos para bancarse las actividades solos”. Actúa como la peor burocracia, ella nos dice “si luchas, jodete”. Está totalmente loca si cree que se la vamos a dejar pasar. Desde el FEL y Las Piqueteras lo decimos con todas las letras, “GG: una rectora feminista contra la lucha de las estudiantes”. ¡Adelante compañeros!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibí en tu correo las novedades de Las Piqueteras