Nueva Pagina Web


Nos mudamos a una nueva y mejor pagina

Te esperamos en las-piqueteras
Haz click aquí o en la imagen



lunes, 2 de noviembre de 2009

Vamos por un ¡Frente único contra el FMI!

Revista "Las Piqueteras" N° 1 - Octubre

Vamos por un ¡Frente único contra el FMI!


El relanzamiento mundial del FMI es un hecho: ya desde octubre de 2008 el G-20 discutía comenzar a darle un fuerte papel en la intervención sobre los países más golpeados por la crisis. Desde ese momento, se otorgaron créditos a Ucrania, Hungría, Islandia, Pakistán, Bielorrusia y El Salvador. Y fundamentalmente desde la reunión del G-20 en abril, Obama junto a las demás potencias imperialistas, impulsó la recapitalización del organismo, así como la repartición de los Derechos Especiales de Giro (DEG) a los miembros en forma proporcional a la participación en el organismo (por ejemplo, Argentina recibió 2.696 millones de dólares en dos tandas) y fomentó la actividad de organismos asistenciales como la UNFPA y la entrega de los micro-créditos del Banco Mundial. Con esta línea pretenden crear una barrera de contención tendiendo “redes asistenciales” para intentar evitar que las masas explotadas marchen hacia la rebelión popular. En la última reunión del G-20 en Pittsburgh (fines de septiembre), dio como resultado que el FMI se encargará de “realizar análisis periódicos ‘sobre si las políticas aplicadas por cada país del G-20 llevan de forma colectiva a una trayectoria más sostenible y equilibrada para la economía mundial’”. Sobre esta base, todos los miembros firmaron un documento que autoriza al Fondo a auditar sus propias economías. Pero, en realidad, el FMI no es un árbitro neutral que defiende al capitalismo en su conjunto sino que su objetivo es subordinar política y económicamente a los gobiernos de los países en bancarrota, otorgando así a los yanquis un margen inigualable de maniobra para descargar la crisis sobre los explotados y los países oprimidos. Así lo demuestra el hecho de que es el único organismo internacional de crédito que aceptó financiar a la dictadura hondureña.


En este marco, las mujeres venimos sufriendo un retroceso completo en nuestras condiciones de vida y en materia de nuestros derechos democráticos. Mientras el Papa Benedicto desarrolló una campaña contra el derecho al aborto presionando a todos los gobiernos, Bush acompaño esta iniciativa y promovió la difusión de la moral religiosa en el área reproductiva. Financió los planes de educación sexual para la abstinencia. Sancionó la Ley Mordaza Global prohibiendo el financiamiento fuer a de EEUU a “clínicas de planificación familiar”, proyectos que sostienen una política reproductiva basada en la anticoncepción y la educación sexual. Como si esto fuera poco, extendió la “objeción de conciencia” a todo el sistema de salud: cualquier profesional y personal administrativo estaría habilitado negar su atención a mujeres que estén buscando anticoncepción, la píldora del día después, protección contra las enfermedades de transmisión sexual o abortar.

La política del imperialismo bajo el mando de Obama

Producto de la crisis el imperialismo realiza un cambio de frente presentando a Obama como una alternativa “progre”. En su campaña electoral Obama se posicionó a favor del derecho al aborto, la Educación Sexual Integral y los derechos de los homosexuales pero sólo se quedó en palabras. Al asumir, mantuvo ilegal el aborto, en California permitió que la Iglesia mormona ilegalizara el matrimonio entre gays y busca un acuerdo con la Iglesia en materia de educación sexual.

Con respecto a los despidos, suspensiones y cierres de fábricas, la crisis comenzó golpeando al eslabón más precarizado de los trabajadores: las mujeres. Como sucedió en la crisis del Tequila, que en 12 años condujo a la caída del salario de las mujeres de un 80% al 57% respecto del de los hombres. O como ocurrió en el sudeste asiático en el año 1998 donde de 2 millones que perdieron su empleo en Tailandia, el 80% fueron las mujeres.

Los K y la derecha sojera quieren la vuelta del Fondo. Por un frente único contra el FMI.

En Argentina el conjunto del arco patronal se dirige hacia un acuerdo con el Fondo. El default técnico del Estado y el quebranto de las finanzas provinciales, le plantea a la burguesía la necesidad de encontrar financiamiento externo por parte del FMI. Esto, sabiendo que un préstamo del Fondo implica, como ha ocurrido en todos los países de Europa del Este que acordaron con el organismo, una furiosa ofensiva contra el pueblo imponiendo reducciones del gasto público (sistema jubilatorio, salud y educación), despidos en masa y reducciones salariales. Pero el desembarco del FMI no suele venir sólo: por eso Europa del Este también ha sido el centro de un importante proceso de rebeliones populares, ocurridas tras el desencadenamiento de la bancarrota capitalista mundial. En su punto más alto, en Bosnia-Herzegovina hasta se llegó a desarrollar una “huelga general contra el FMI”.

Es una tarea planteada que las trabajadoras y estudiantes enfrentemos con todas nuestras fuerzas esta política. Las mujeres del movimiento piquetero, de la lucha docente, las comisiones de mujeres contra los despidos y el vaciamiento patronal, las madres contra el paco, las estudiantes debemos agruparnos para superar la descomposición del nacionalismo burgués y enfrentar la política del imperialismo, para que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores ni las trabajadoras.

La realización de actos y movilizaciones repudiando el acuerdo entre Cristina y el FMI y contra el pago al Club de París y los holdouts pueden ser un primer paso en ese sentido. La cuestión pasa por la confluencia de comisiones internas, organizaciones piqueteras, sindicatos combativos, asambleas populares, centros de estudiantes y partidos de izquierda, en una agitación concentrada sobre las implicancias funestas del regreso del Fondo y la necesidad de derrotar este proceso mediante la rebelión popular. Ese el mejor terreno para debatir como avanzar hacia un gran frente único contra el FMI, enfrentando al imperialismo y a la burguesía nacional que capitula frente a él.

El FMI y la trata de mujeres

El FMI y el Banco Mundial “proponen préstamos a los Estados para desarrollar empresas de turismo y entretenimiento” (Página 12, 7/6/09) como plan de desarrollo nacional. Serán designados a los países considerados puertos del turismo sexual a nivel mundial de América Latina, Europa del oeste, Turquía, Israel, Emiratos árabes, Japón o Tailandia. La misma nota cita una declaración del primer ministro tailandés: “hay que sacrificar una generación de mujeres para lograr el desarrollo económico de ese país”. El flujo de personas secuestradas a nivel mundial oscila entre 2 y 4 millones.

Los Micro-créditos, el camino directo a la usura

Según la jefa del Fondo Financiero de Kenia el micro-crédito para mujeres ha sido una herramienta “provechosa” en la crisis posterior a las elecciones del 2007 y con la hecatombe mundial se hace “más necesaria que nunca”. La finalidad del recurso es reactivar momentáneamente el mercado y crear una barrera de contención mediante la asistencia social. La política de micro-créditos, está orientada a imponer a mediano plazo un piso de miseria. Son dirigidos a las familias encabezadas por mujeres, que son entre el 80 y 90 % de las familias pobres. Sin embargo, en África fueron entregados 300.000 con una altísima tasa de interés que rondan entre… el 30 y 70% (¡!). Provocaron así un gran endeudamiento de las mujeres: la entrada a un círculo vicioso de deudas o venta de bienes para re-embolsar un nuevo préstamo. La salida a la crisis que nos propone el FMI hunde aún más a las familias trabajadoras.

El tendido asistencial: la UNFPA

La UNFPA, fondo de población de la ONU desarrolla una colaboración con los estados árabes y Europa, Asia y el Pacífico, América Latina y el Caribe, África y el Sur del Sahara. La UNFPA se coloca bajo el lema de “reducir la pobreza y apoyar el desarrollo sostenible” para introducir la asistencia social en materia de política reproductiva, educación y salud, viabilizando la política de hambre que imponen los estados. La anulación de la Ley Mordaza y el re-financiamiento de la UNFPA por parte de Obama forman parte de su política de contener la lucha de los explotados frente a la crisis capitalista mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibí en tu correo las novedades de Las Piqueteras