Nueva Pagina Web


Nos mudamos a una nueva y mejor pagina

Te esperamos en las-piqueteras
Haz click aquí o en la imagen



viernes, 15 de febrero de 2013

Entrevista a las hermanas Ailén y Marina Jara en el penal Los Hornos


14 de Febrero 2013, La Plata, Buenos Aires, Argentina


Entrevista a las hermanas Ailén y Marina Jara
en el penal Los Hornos

Desde la Agrupación de Mujeres en Lucha Las Piqueteras nos ponemos al servicio de la lucha por la libertad y absolución a las hermanas Jara, quienes están en prisión desde hace más de 2 años por defenderse de un acosador, Juan Leguizamón. Mientras que este último está libre sin ninguna imputación. Denunciamos que el primer violento es el Estado: la justicia, la policía y la complicidad política han salido como garantes del acosador. En la causa han convertido al victimario en la víctima y a las víctimas en presuntas asesinas encarcelándolas por “intento de homicidio”, por eso en el marco del inicio del juicio oral el 18 y 19 de marzo impulsaremos un acampe en la puerta de los juzgados de Mercedes para exigir la caída de la causa.

A continuación reproducimos la entrevista realizada por Alejandro Acosta del Partido Causa Operaria de Brasil y Natalia Saralegui de la AML Las Piqueteras y la Tendencia Piquetera Revolucionaria  a las hermanas Ailén y Marina Jara en el Penal de Los Hornos.




En primer lugar, ¿Nos podrían relatar cómo fueron los hechos para desmentir la mentira de la Justicia?

Marina: Veníamos del boliche y nos lo cruzamos a él, ya era la mañana. Ahí empezamos a discutir porque él había hablado mal de nosotras, él nos había dicho que nos iba a matar, nos acosaba. Quería estar con mi hermana pero ella le decía que no y entonces él le respondía “Bueno, haceme una denuncia al patrullero”; todo eso le decía. Él le había mandado un mensaje a mi hermana diciendo “no me tembló una vez, no me va volver a temblar otra vez” porque una vez ya me había apuntado a mí con un arma un día que estaba re borracho, era más chica yo. Bueno, ahí empezamos a discutir y ahí rápido saco un arma y se la puso en la cabeza a mi hermana. Y le gatilló, pero no salió nada y terminaron los dos en el piso. Yo no sabía qué hacer, estaba parada ahí y él se paró y volvió a tirar, y le paso otro tiro rozando a mi hermana. Yo tenía un cuchillo en mi mochila y lo agarré. Él tenía el arma y no la quería soltar, y entonces cuando se estaba peleando con mi hermana, yo lo lastimé para que la dejara. Yo no sabía qué hacer. La tenía a mi hermana así y yo no sabía qué hacer. Ahí nos fuimos a mi casa, no me escapé. Agarramos el cuchillo y fuimos a mi casa, no sabíamos qué hacer y sabíamos que iba a venir la policía. Estábamos esperando que llegue la policía. Y entonces vino un policía que conocía a mi hermana y le dice a Ailén ”Negra, ¿Qué pasó?” Le contamos y ahí dijo que bueno, que le demos el cuchillo y que vayamos a hacer la denuncia. Y nos llevó a la (comisaría) 5ta para que declaremos. Declaramos y nos dicen que vayamos para el fondo de la comisaría. Cuando vamos para ahí, aparece el comisario y nos dice que somos unas pendejas de mierda y que le demos el arma, pero nosotras no teníamos el arma, el arma era de Leguizamón y se la quedó él. Le dijimos eso y nos dijo “Bueno listo no me quieren decir dónde está el fierro, ustedes van a quedar en re en cana”. Y ahí quedamos presas, y de ahí nos llevaron a la comisaría de la mujer. Estuvimos incomunicadas en la leonera por un día. Pasó un mes y nos encontramos con la Dra Julián que es la Jueza de Garantías y le explicamos todo lo que había pasado. Entonces ella le dice al defensor oficial si lo que decíamos estaba comprobado y él en vez de defendernos agarra y dice “esa es la versión de ellas”. Entonces la jueza no nos dio la excarcelación ni el cambio de carátula.

Osea que tanto la comisaría 5ta de la policía bonaerense como  la comisaria de la mujer de Moreno cometen una serie de irregularidades atroces a nivel procesal. La detención ilegal más un mes, la incomunicación, la acusación falsa de portar el arma del acosador, la imposición del abogado oficial les juega en contra para que la jueza denegara la excarcelación, son los elementos que muestran un verdadera trampa.
En este sentido ¿Cuáles fueron las palabras del juez y los fiscales que les negaron el pedido de excarcelación?

Ailén: Que todavía no es tiempo de cambiar la carátula y que la excarcelación vendría con el cambio de carátula. A la última audiencia Leguizamón ni siquiera se presentó y nos dijeron que el (estudio) ambiental que le hicieron le salió bien, porque la madre y unos vecinos hablaron bien de él, que era buen vecino, buena persona. Se pone en pedo y le roba a los vecinos. Cuando estaban juntando testigos, una vecina que iba a decir que él anda armado fue a la fiscalía pero no la dejaron declarar porque no había visto el hecho. Leguizamón vende droga, y yo veía que vendía, merca y porro. Él arreglaba todo con la comisaría , que es la 5ta de Paso del Rey. Estuvo preso un tiempo.

Ustedes son un caso de testigo de una larga lista de impunidades contra las mujeres y sus derechos humanos, se trata de una política sistemática. Podemos ver el caso de Marita Verón donde los imputados de la trata fueron absueltos por los jueces que puso el gobernador Alperovich. En el caso de ustedes, el silencio de los gobernantes es completo ¿Qué opinan del silencio del intendente de Moreno, del gobernador Scioli y de la propia presidenta Cristina?

M: Yo supongo que ni enterados. Es de poca importancia para ellos. Cristina siempre habla de la violencia hacia la mujer pero nunca se mete a defender, así como hacen los militantes. Te manda a la policía para que te reprima.

A: Si alguien está pidiendo justicia lo mandan a reprimir en vez de darle a la gente lo que pide.

¿Cómo fueron los maltratos dentro del penitenciario de la Unidad 5 de Mercedes? ¿Quiénes las atacaron?

A: La oficial Maciel es la que me pegó. Fue todo en el tubo, donde te separan del resto y te meten en una celda para uno. Y ahí me empezó a pegar Maciel y entraron otros dos oficiales de la guardia armada.

¿Y por qué fue que te empezaron a pegar?

A: Todo empezó porque habían venido los de derechos humanos a preguntar por cómo estaban las condiciones de salud y de higiene, y ahí les habíamos dicho que mal, que estaba todo sucio, ella (Marina) tenía una alergia por eso.
M: Por haber dicho eso al del Ministerio de Justicia, ella no nos quiso dar comida y no le dejaba que las otras chicas nos den agua caliente para bañarnos, porque ahí no hay agua caliente.

A: A mí me arrinconaron contra la pared y me golpeaban y estaba los de la guardia armada también.

Nos comentaron que las dos están escribiendo para la revista de la cárcel ¿Qué cosas escriben? Nos gustaría publicar alguna de sus notas.

A: Nosotras estábamos en la revista, y ahora le damos a Gabi (compañera que organiza la lucha desde afuera) y ella nos lo publica en la página A Desalambrar. La revista no salió nunca más. Un día la profesora que venía no vino más.

Frente al juicio que comienza el 18 de Marzo, ¿Cuántos años creen que la Fiscalía quiere pedir para su condena?

M: En el juicio nos pueden llegar a dar 8 o 7 años. El abogado nos dijo que con juicio abreviado son 5 años de condena.

Este 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, 10 días antes del juicio, vamos a marchar del Congreso a Plaza de Mayo para exigir que ustedes queden en libertad y sean absueltas e incluso funciona un comité que se viene movilizando por ustedes. ¿Cómo reciben el apoyo del movimiento de mujeres?

A: Yo quisiera estar ahí. Pidiendo por las demás mujeres que pasan por lo mismo o peor que nosotras, porque nadie hace nada por la violencia de género, que por las dificultades para defenderse de lo que les pasaba, tuvieron que matar y ahora están acá.
M: El día que salgamos vamos a juntarnos todas y yo voy a luchar por todas ellas. Porque lo de nosotras ahora es público, pero hay otros casos de mujeres que están acá y nadie las conoce.

¿Hay muchos casos similares al de ustedes en las cárceles por las que pasaron?

M: Sí, y peores.

A: Una que había denunciado a un hombre, y después se tuvo que defender con el arma de él y por eso la metieron por 15 años presa. Estaban todas las denuncias hechas, todo. Esa mujer tenía la misma defensora oficial que nosotras, la Dra. María Celina Beretervide
.
¿Cómo es la situación de las mujeres en las cárceles?

A: En la otra unidad había maltratos. Además te revisaban tus cosas porque querían, sin hacer requisa para todas. Si te requisan a vos tienen que requisar a todo el pabellón, porque sino es invadir tu privacidad.

M: Si te quejas además te llevan a la guardia armada.

A: No nos dejaban bañarnos con agua caliente

M: En Magdalena también era eso, no nos dejaban bajar al patio. Para pedir el traslado tuvimos que hacer un habeas corpus, pidió mi mamá el habeas corpus por el Ministerio de Justicia para hacer el traslado y nos trasladaron a la 8 (La Plata).

¿Qué le dirías, o qué consejo le darías a otras mujeres en tu misma situación?

M: Les diría que tengan fuerza y resistencia, que si nos unimos todas va a salir la verdad a la luz y se va a hacer justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibí en tu correo las novedades de Las Piqueteras