Nueva Pagina Web


Nos mudamos a una nueva y mejor pagina

Te esperamos en las-piqueteras
Haz click aquí o en la imagen



miércoles, 20 de noviembre de 2013

ARABIA SAUDITA: Apoyamos la protesta de las mujeres al volante

Arabia Saudita, aliado de Estados Unidos, condena mujeres por su derecho a conducir un auto

Apoyamos la protesta de las mujeres al volante
En Arabia Saudí, la ley islámica interpreta que los sexos deben estar separados en espacios públicos. Como consecuencia de ello las mujeres no pueden conducir ni tampoco viajar fuera del país sin un varón de la familia. “El sábado 26 de octubre, más de 60 mujeres saudíes se pusieron al volante y condujeron sus coches para desafiar la prohibición que impide que las mujeres conduzcan en Arabia Saudí. Algunas de ellas enviaron sus vídeos a YouTube. Varias personas fueron detenidas y multadas” (http://www.huffingtonpost.es, 14/11).


EEUU es cómplice de la legislación misógina en Arabia Saudita
En su supuesta cruzada “contra el terror” y “por la libertad y la democracia”, Estados Unidos tiene a Arabia Saudita como un aliado. Kerry se refirió al tema diciendo “esta cuestión centra un sano debate en Arabia Saudita, pero creo que es mejor dejar el debate a los saudíes que se han interesado” (AFP, 05/11). Es impostura es un apoyo deliberado a la reacción misógina para desarrollar sus políticas imperialistas en Arabia Saudita y en el resto de la región, apoyándose en una legislación atrasada que apunta a aislar a las mujeres. En oposición a esto, desde Las Piqueteras llamamos a denunciar las represalias de Arabia Saudita contra las mujeres en lucha por sus derechos y repudiamos la complicidad del imperialismo yanqui.

Bancarrota política y moral del progresismo
Samia El-Moslimany, una activista del movimiento relata que “Algunos dicen que esta lucha no debe ser una prioridad en Arabia Saudí, ya que es sólo un movimiento para ayudar a las mujeres privilegiadas (…) Nahed ha estado esperando durante tres meses una visa para que un conductor pueda entrar en el país. Su hijo de 19 años de edad ha estado llevándola a ella y a sus cuatro hermanas a la escuela y al trabajo. Pronto su hijo se irá a estudiar al extranjero. Nahed condujo por desesperación" (ibídem). Evidentemente, el discurso “progre” que cuestiona la importancia del derecho elemental de una mujer a manejar un auto oculta detrás de las “prioridades para los más pobres” es la justificación de un régimen arbitrario contra las mujeres. No sólo es repudiable moralmente sino que su argumentación política es la solución de los problemas de las mayorías explotadas pasaría por la postergación indefinida de los derechos de las mujeres. Un absurdo que es completamente funcional a la reacción política y religiosa.
¡Si nos tocan a una, nos tocan a todas!
Por el contrario, desde Las Piqueteras replicamos que cualquier avance en la emancipación de las mujeres en general (incluso de sus estratos más ricos y explotadores) plantea mejores condiciones para la emancipación de todos los explotados en su conjunto dado que se trata de un cuestionamiento parcial pero concreto que afecta al régimen político, lo critica públicamente por ser garante de una arbitrariedad y por lo tanto pone en cuestión su legitimidad ante los ojos de los explotados del mundo entero. El desafío pasa, en todo caso, en ligar este reclamo a una perspectiva clasista para evitar que sea institucionalizado y neutralizado.

Por eso del derecho burgués (de la “mujer abstracta”, o sea la rica) a manejar el auto las socialistas pasaremos al reclamo de que toda mujer, es decir la mayoría trabajadora, tenga la posibilidad fáctica de decidir qué transporte utilizar por medio de un mejoramiento generalizado de los salarios mínimos hasta cubrir el costo de la canasta básica familiar. Ese fue, justamente, el camino recorrido desde el feminismo burgués y pequeño burgués hasta la irrupción del movimiento piquetero en los Encuentros Nacionales de Mujeres. La lucha de género, de esta forma, no se basa en privilegios para las mujeres adineradas o que integran la clase capitalista sino que es un eslabón en la pelea por la organización socialista de la mujer trabajadora por todos sus reclamos. ¡Si nos tocan a una, nos tocan a todas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibí en tu correo las novedades de Las Piqueteras