Nueva Pagina Web


Nos mudamos a una nueva y mejor pagina

Te esperamos en las-piqueteras
Haz click aquí o en la imagen



miércoles, 20 de noviembre de 2013

Legalización de la marihuana en Uruguay. No al narco-Estado de Mujica

Legalización de la marihuana en Uruguay: un proyecto apoyado por Soros-Monsanto-Rockefeller
No al narco-Estado de Mujica
Antes de fin de año, el proyecto del Frente Amplio para que el Estado regule, legalice y venda marihuana en Uruguay, probablemente sea ley. El texto propuesto por Mujica habilita que los capitalistas produzcan marihuana bajo licencias entregadas por el Estado uruguayo y regula la entrega de 40 gramos mensuales como límite a los consumidores, que deben registrarse en un padrón específico controlado por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA). Es decir que mientras garantiza los negociados capitalistas de los narcos “legales” refuerza la capacidad de represión sobre los consumidores individuales y limita el auto-cultivo. El expendio de la droga será a través de farmacias, otros grandes beneficiados. George Soros financió la difusión mediática a favor del proyecto a través de su fundación Open Society. Mujica cuenta con el apoyo de los Rockefeller y Soros. “Mujica recibió la bendición de ambos magnates que a través de distintas fundaciones promueven la liberalización de la droga y apoyan el ‘experimento’ o ‘laboratorio’ que el gobierno realizará” (El País de Uruguay, 27/9). Hay medios que denuncian que Soros, como accionista de Monsanto, una aliada del gobierno uruguayo (de fuerte cariz sojero), está innovando en una semilla de marihuana transgénica (que sería una planta imposible de clonar y sin semilla, o sea, negocio perfecto).

Mujica impulsa la internación forzada

Otro de los aspectos de la ley es la internación forzada. Mujica propone el servicio militar obligatorio para los adictos al paco o la internación forzada para aquellos que consuman más de 40 cigarrillos de marihuana, por ejemplo. El método de la internación compulsiva revela de un modo más general el carácter opresivo y por lo tanto, anti-emancipador del proyecto del Frente Amplio, que no busca asimilar voluntariamente a los adictos a una terapia reparadora.

Por la despenalización, por la extinción progresiva del consumo, por el desmantelamiento de las redes de narcotráfico y del aparato represivo del Estado

Desde la TPR nos oponemos a la ley de Mujica, que promueve la legalización, es funcional a la industrialización de la marihuana, entrega la producción a grupos capitalistas y la distribución a las farmacéuticas, y persigue a la juventud sin combatir al narcotráfico en lo más mínimo. Es un “experimento” del imperialismo, según sus propios impulsores. Como socialistas nos oponemos a las drogas, así como estamos en contra de todo lo que degrade al ser humano, incluso las drogas legales, como el alcoholismo y del tabaquismo, en línea con la tradición histórica del movimiento obrero. Reclamamos la despenalización de las drogas porque nos oponemos a que el Estado capitalista se valga de la legislación para reforzar la persecución contra la población, rechazamos su legalización porque rechazamos los negociados capitalistas con las drogas y buscamos desincentivar su consumo. Los partidos que adoptan un ángulo liberal (como el PTS, que plantea la legalización... ¡e incluso defiende a los “vendedores minoristas” de drogas!), niegan la necesidad de dar una lucha colectiva para terminar con este flagelo que reduce la capacidad de lucha revolucionaria de la clase obrera y la juventud. Llamamos a las organizaciones obreras y populares a recuperar la tradición de lucha por la extinción progresiva del consumo de drogas. Vamos por el desmantelamiento de las redes de narcotráfico y del aparato represivo del Estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibí en tu correo las novedades de Las Piqueteras